Aceite de palma ¿Es malo para la salud?

El polémico aceite de palma vuelve a debate gracias a un reportaje emitido en La Sexta, donde se mostraban pruebas gráficas de la explotación de menores en la fabricación de este aceite en Indonesia, además de ahondar en las consecuencias que tiene su producción masiva en el medio ambiente, con millones de hectáreas deforestadas y animales al borde de la extinción.

Muchos hemos oído hablar del aceite de palma, y es que este es el más consumido en el mundo. Una familia española de 4 miembros tomará en un año aproximadamente 17 kilos de aceite de palma.

Muchos alimentos contienen aceite de palma

La bollería industrial, margarina, los alimentos precocinados, las patatas fritas… todos ellos se fabrican utilizando aceite de palma, a pesar de que según los expertos en nutrición, el consumo de este tipo de aceite es poco saludable, e incluso estudios demuestran que afecta directamente al aumento de los niveles de colesterol e incluso se ha asociado a la aparición de algunos tipos de cáncer y de enfermedades cardiovasculares.

Pero esto no es información nueva, ya desde hace un tiempo se comentan los prejuicios del aceite de palma para la salud. Algunas cadenas de supermercados se han planteado eliminar lo productos que lo con este aceite que se produce a partir del fruto de la palma africana (Elaeis guineensis) que se extrae de países como Brasil o Tailandia.

El aceite de palma no sólo está presente en los alimentos, sino también en la cosmética y farmacéutica, en cremas corporales y productos de belleza.

Efectos del aceite de palma en la salud

El problema del aceite de palma es que contienen un 50% de grasas saturadas de cadena larga, estas grasas se relacionan con problemas cardiovasculares, produciendo un aumento de colesterol malo y una disminución del colesterol bueno. Esto no implica que este tipo de aceite sea tóxico, pero sí que es necesario controlar su consumo para evitar problemas de salud derivador de alto consumo de grasas saturadas.

El aumento del consumo de alimentos procesados, llegando a triplicarse en los últimos años, es uno de los motivos por los que la industria de la alimentación ha reaccionado a las diversas advertencias que se han hecho desde la comunidad científica. Además el reglamento de etiquetado de 2011, que se mantiene en vigor en toda Europa desde finales del año 2014, ha dado a los consumidores una mayor facilidad para comprobar si el producto que están comprando contiene aceite de palma o similares, ya que muchas veces se oculta con la etiqueta de ‘aceites vegetales’.

Existen estudios que relacionan la ingesta de ácido palmítico con la formación de células cancerosas en metástasis, por esta razón se recomienda disminuir el consumo de grasas contenedoras de este ácido.

Durante el procesamiento del aceite de palma, y con la finalidad de eliminar su apariencia rojiza, este es sometido a temperaturas muy altas, que superan los 200ºC, esto provoca la formación de contaminantes con carácter genotóxico y carcinogénico, como el glycidol.

La lista de alimentos que contienen aceite de palma es muy larga, se recomienda principalmente evitar los productos procesados y la comida rápida, aumentando el consumo de alimentos frescos y saludables.

Si necesitas una mejor orientación para llevar una alimentación saludable, acude a un nutricionista, que te guiará para que aprendas a mejorar tus hábitos alimenticios.

En Masquemedicos encontrarás los mejores nutricionistas de Madrid, Bilbao, Pamplona y todas las ciudades de España.

Artículos relacionados

masquemedicos

Masquemedicos es un buscador de médicos y clínicas con opiniones de sus pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *