Ansiedad

A finales de agosto del año 2010, durante la primera jornada de Liga de Primera División, el joven jugador del Hércules Kiko Femenía, de tan solo 19 años, debutaba en la máxima categoría en un partido contra el Athletic de Bilbao, cuando su equipo iba perdiendo. El entrenador sacó al jugador mediada la segunda parte confiando en que su habilidad y talento conseguirían dar la vuelta al marcador.

Kiko falló sus dos primeros pases y recibió una bronca de su entrenador desde la banda. De repente empezó a notar que le faltaba el aire y que sus piernas estaban rígidas. La visión se le nubló y no conseguía pensar, sentía que iba a caerse. En el banquillo, su compañero Rufete, con edad para ser su padre, se da cuenta de lo que ocurre y empieza a hablarle desde el lateral para que se tranquilice: Kiko estaba teniendo un ataque de ansiedad.

Viñeta de Eneko

Los ataques de ansiedad o de pánico no entienden de edad, de sexo o de profesión: aparecen en el momento más inoportuno y te dejan de rodillas y sin capacidad de respuesta.

En esta web sobre los Ataques de Pánico explican bastante bien y de forma clarita todo el proceso que conlleva un ataque de ansiedad, es muy recomendable. De ahí sacamos un par de datos interesantes. Por ejemplo, que los ataques pueden ser:

Espontáneos: que son los que vienen sin avisar y sin que uno sea capaz de racionalizar por qué ocurren.

Específicos: como los del pobre Kiko Femenía, que vienen provocados por una situación de estrés alto.

Recurrentes: que son los que ocurren siempre en determinadas situaciones, por ejemplo exámenes, coger un avión, cosas así.

Los síntomas son muy reconocibles, porque pocos nos hemos librado de sufrir un ataque de ansiedad al menos una vez: parálisis del cuerpo, sudor frío, paranoia, taquicardia, sensación de asfixia, mareos… todo de golpe y todo fuera de control.

Claro, no siempre que uno tiene un ataque de ansiedad eso significa que tenga algún tipo de trastorno o patología, pero si los ataques son recurrentes es necesario ver algún especialista, un psiquiatra o un psicólogo que pueda ayudar a controlar esos estados que pueden ser una auténtica tortura para quien los sufre.

Y ahora, un par de enlaces:

Página sobre los Ataques de Pánico, estupenda.

El vídeo de Kiko Femenía sufriendo un ataque de pánico en el campo.

Artículos relacionados

2 comentarios sobre “Ansiedad

  • el 18 Mayo, 2012 a las 3:50
    Permalink

    Habia escuchado de algun accidente de Kiko en el campo, pero no sabia que se trataba de un ataque de ansiedad, sin duda la presion que sufren los deportistas pueden llevarlos a estos extremos, a pesar de ser profesionales. Espero que sólo haya sido un episodio aislado y que el chaval este mejor.
    Por cierto muy bueno el articulo y el blog en general, saludos!

    Respuesta
  • el 21 Mayo, 2012 a las 17:02
    Permalink

    Kiko parece estar mejor, sí, aunque aún tiene algunos episodios de estrés. Le pasa a muchos deportistas, recuerdo el caso de Jesús Navas o de Bojan, que les impidió ir a la selección más jóvenes. Isidro, el ex futbolista del Real Madrid y padre de Quique Sánchez Flores, pasó un calvario toda su carrera por culpa de la ansiedad.

    ¡Gracias por los comentarios!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *