Antioxidantes y estrés oxidativo en la fertilidad de la mujer

Madre con su hijo

Los antioxidantes en la dieta y el estrés oxidativo (OS) podrían influir en el tiempo que se tarda en conseguir un embarazo, en la fertilidad y el mantenimiento de un embarazo viable.

Hay estudios en el varón que indican que la dieta es crucial en prevenir el daño oxidativo al ADN espermático. Las especies reactivas de oxígeno (ROS) se asocian a una disminución del número y movilidad espermática y a la inhibición de la fusión espermatozoide-ovocito.

En la mujer, el ovario es origen de ovocitos y hormonas. La evaluación del impacto del estrés oxidativo en la fertilidad de la mujer representa un agujero significativo en nuestro conocimiento sobre la reproducción, y más investigación se requiere en esta área.

ROS y OS

En las células, los ROS se forman continuamente como una consecuencia de reacciones bioquímicas. Se produce estrés oxidativo (OS) cuando la generación de ROS y otras especies radicales supera la eliminación de las mismas por antioxidantes, bien por una producción excesiva de ROS o una ingesta inadecuada o desgaste exagerado de antioxidantes. El OS puede alterar estructural y funcionalmente las proteínas y el ADN, promueve la apoptosis (o muerte celular) y contribuye al riesgo de padecer enfermedades crónicas como cáncer o enfermedad cardiaca.

Los antioxidantes (como la vit C y E) y sus cofactores (como el selenio, zinc y cobre) son sustancias capaces de eliminar los ROS o suprimir la producción de ROS.

Se recomienda el aumento en la ingesta de algunos antioxidantes (no todos) durante el embarazo. Por ejemplo, el requerimiento de vit C aumenta durante el embarazo debido a la hemodilución y la transferencia activa al feto; e incluso más en fumadoras y bebedoras de alcohol (por aumentar la preoxidación). Sin embargo, no hay evidencia de una necesidad mayor de vit E.

El embarazo en sí mismo podría producir OS como resultado de un incremento en la actividad metabólica. El artículo publicado por Ruder et al 2008: Oxidative stress and antioxidants: exposure and impact on female fertility, Hum Reprod Update 14, 4, 345-357, revisa la epidemiología de la infertilidad femenina relacionada con la oxidación, y considera factores potenciales para la producción de OS, incluyendo la dieta y el índice de masa corporal.  

Hay evidencia indirecta sobre la importancia de OS y su control con el aporte de antioxidantes en estudios que muestran que la suplementación multivitamínica podría aumentar la fertilidad, quizás por regular los ciclos o previniendo desordenes ovulatorios.

Bebidas cafeinadas

Las bebidas cafeinadas se asocian a una disminución de la fertilidad, posiblemente mediada por una patología tubárica o endometriosis, que se caracterizan por un aumento del ROS en el líquido tubárico y el líquido peritoneal respectivamente.

Peso, ingesta energética y actividad física

El efecto del peso y los cambios del peso sobre el OS se ha comenzado a investigar recientemente. Tanto el defecto como el exceso de ingesta energética se han asociado a una fertilidad disminuida en la mujer, pero la investigación hasta ahora se ha focalizado en el efecto de la ingesta energética sobre los patrones hormonales y los ciclos menstruales. Ciclos irregulares, disfunción ovárica y una edad tardía de menarquia (inicio de regla en la adolescencia) se asocia a un índice de masa corporal bajo o alto y a niveles intensos de actividad física.

Sí hay estudios que asocian la actividad física a un aumento de ROS, pero sólo daña a los tejidos cuando es exagerada.

Tabaco y fertilidad

Fumar y beber alcohol reducen la fertilidad en las mujeres. Ambas pueden afectar la dieta de las mujeres por lo que su relación con la oxidación es difícil de estudiar. El humo del tabaco contiene ROS y el metabolismo del etanol genera ROS, por lo que tanto el fumar como el consumo de alcohol puede llevar a la oxidación de proteínas, daño del ADN celular y peroxidación lipídica.

Las fumadoras en FIV tienen una menor actividad antioxidante y mayor cantidad de ROS en el líquido folicular, y tienen una menor tasa de embarazo. La actividad antioxidante es mayor en folículos que dan ovocitos que se fertilizan, comparado con los folículos de los ovocitos no fecundados. También se ha encontrado un menor nivel de beta caroteno (precursor de la vit A) en el líquido folicular de fumadoras. Sin embargo, no se encontraron diferencias en vit E y licopeno (caroteno rojo de los tomates), también antioxidantes.

Se ha encontrado una asociación entre el tabaco, el índice de masa corporal y el tiempo en conseguir embarazo. Mujeres fumadoras con un índice de masa corporal por encima de 30 o por debajo de 20 tardan más en conseguir embarazo que las fumadoras con un índice de masa corporal normal (de 20 a 25).

Alcohol

El consumo de alcohol disminuye la probabilidad de embarazo en los primeros 6 meses de intentarlo. Esta relación es dosis dependiente. Así, las mujeres que consumen de 11 a 15 bebidas a la semana tardan más en conseguir embarazo que aquellas que beben de 6 a 10 bebidas a la semana, y éstas, más que las que beben de 1 a 5 bebidas a la semana. De la misma manera un estudio a lo largo de 18 años sobre mujeres suecas, reveló que las mujeres con un frecuente consumo de alcohol acudían a una consulta por esterilidad un 58% más que las que declaraban un consumo moderado. Y estas a su vez, consultaban por esterilidad un 36% más que las de consumo infrecuente.

Un estudio ha relacionado el consumo de alcohol a un efecto sobre la ovulación. Además, el alcohol (2 bebidas/día) disminuye los niveles de alpha-tocoferol (la forma circulante de vit E) y aumenta el nivel de OS en sangre. La vit E se ha considerado esencial para la fertilidad, de ahí su nombre “tocoferol”, que procede del griego “tocos”, que quiere decir “nacimiento”, y “pheros”, que significa “induce”.

Contaminantes ambientales

Los contaminantes ambientales (pesticidas, detergentes, surfactantes, plásticos, componentes industriales), actúan como disruptores endocrinos, pero no parecen producir la disrupción mediante la oxidación, a pesar de tener capacidad prooxidativa. Estos compuestos tienen efectos potencialmente estrogénicos, antiestrogénicos y antiandrogénicos y podrían interferir con la fertilidad femenina.

Dra. Sylvia Fernández-Shaw

Directora de URH García del Real, clínica de fertilidad

Clínica de Fertilidad URH García del Real en Masquemedicos

Un comentario sobre “Antioxidantes y estrés oxidativo en la fertilidad de la mujer

  • el 5 Diciembre, 2016 a las 8:26
    Permalink

    Hay que añadir a la dieta antioxidantes. Está claro que los radicales libres dañan no sólo la fertilidad de la mujer sino que provoca muchas disfunciones en el organismo. Por ello en la dieta debemos incluir alimentos antioxidantes.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *