Cirugía facial masculina

Cirugia facial hombres

Las intervenciones que componen la gama de cirugías plásticas faciales para los hombres son múltiples y diversas; pero las más habituales son: la rinoplastia, el lifting facial, la corrección del mentón, el uso de hilos tensores o la blefaroplastia.

– Cirugía de párpados o blefaroplastia: Su objetivo principal es rejuvenecer y refrescar las facciones eliminando los signos de envejecimiento en el rostro. Para ello se elimina el exceso de piel de los párpados y las bolsas de los ojos. Las bolsas se corrigen desde el interior, por lo que no queda señal alguna. La recuperación es rápida, a los 10 días desaparecen los hematomas.

– La otoplastia: es un procedimiento que busca reajustar y modificar la posición y el tamaño de las orejas con respecto al marco facial. Los pacientes suelen ser hombres y niños que poseen unas orejas muy separadas de la cabeza, las denominadas ” orejas de soplillo”. El resultado es natural, permanente y no deja cicatrices visibles. Se puede realizar a partir de los 4 – 6 años de edad, ya que es en ese periodo cuando las orejas han crecido y se han desarrollado casi completamente.

– La rinoplastia: la nariz es uno de los rasgos más característicos de cada persona y es una de las partes con más personalidad del rostro, debido a su posición central en la estructura ósea de la cara. Pocos rasgos faciales hay que puedan acomplejar tanto como una nariz  excesiva o desproporcionada. La rinoplastia es ideal para todos aquellos hombres que quieren corregir alguna imperfección en la forma de su nariz, con la intención de conseguir una armonía en el rostro.

– Corrección del mentón: un mentón y una mandíbula prominentes dan belleza al rostro y le confieren una personalidad fuerte (siempre que guarden una buena proporción con el resto de la estructura facial). La cirugía del mentón masculino o mentoplastia busca mejorar el aspecto, la proyección del mentón y la armonía facial. Los implantes de mentón se realizan, generalmente, de silicona blanda y se insertan debajo el mentón o mediante una incisión por dentro de la boca, por lo que las cicatrices no son visibles. Algunos pacientes aprovechan la ocasión para pedir un hoyuelo en el implante. La prótesis es permanente y no tiene que cambiarse en ningún momento de la vida. Además, puede retirarse fácilmente y sin complicaciones.

Lifting facial: el retensado de la piel y de los músculos de cara y cuello ayuda a eliminar los signos más evidentes de la edad. Eliminando la piel sobrante desaparecen los pliegues y las arrugas. También se puede aumentar el volumen de los pómulos mediante rellenos o injertos de tejido adiposo. Las incisiones se realizan por la zona del pelo, rodeando el lóbulo de la oreja para ascender por detrás de ésta hacia el cuero cabelludo. Las cicatrices quedan ocultas en el cabello y en los pliegues anterior y posterior de la oreja. En muchas ocasiones el lifting facial se complementa con otras cirugías como puede ser la cirugía de párpados.

Dr. Julio Puig en Masquemedicos

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *