Consejos para reafirmar los senos después del embarazo

Pecho Ananke

Durante el embarazo, los pechos sufren cambios. Ser madre es una experiencia preciosa, pero una vez pasado el embarazo y el parto, podemos darnos cuenta de que la piel no está tan firme como antes y que su aspecto ha cambiado.

Una de las principales preocupaciones que puede tener la mujer consiste en recuperar la forma y el volumen de los pechos, intentando evitar y poniendo solución al descolgamiento que sufre la piel. Algunos de los motivos por los cuales los pechos dejan de estar firmes son las estrías, el vaciado de las mamas y la flacidez.

Precauciones durante el embarazo

Para conseguir que las circunstancias citadas anteriormente no sean más acusadas tras el embarazo, se recomienda que durante el embarazo se tomen medidas tan sencillas como las siguientes:

-Llevar una dieta saludable y moderada en calorías para evitar un exceso de peso. Hay que intentar mantener un peso equilibrado. Si los pechos cambian de volumen es normal, hay que utilizar cremas antiestrías y llevar un sujetador adecuado, que se adapte a los cambios de volumen.

El aceite de argán suele ser recomendado para evitar la aparición de las estrías.

Otros elementos que pueden ser importantes para evitar estrías son aquellos que llevan ácido hialurónico, extractos placentarios, vitaminas A, B, C, D, E, aminoácidos, colágeno y elastina.

-Realizar ejercicio moderado ayudará a refirmar el pecho. Aconsejamos la práctica de yoga durante el embarazo.

Protegerse del sol, ya que las quemaduras son muy nocivas para la piel.

-Realización de masajes estimulantes para estimular la circulación sanguínea.

Consejos caseros para reafirmar los pechos tras el embarazo

A continuación proponemos algunos consejos que se pueden realizar de forma sencilla en casa:

-La hidratación es fundamental para tratar las estrías. Puede hidratarse tras la ducha con aceites de aguacate, jojoba, argán.

-Utilizar un sujetador adecuado, de tirantes anchos, cómodo, a ser posible de tejidos naturales.

-Aplicar agua fría en los senos al terminar la ducha estimulando así microcirculación sanguínea.  Evitar utilizar agua demasiado caliente durante la ducha, ya que ablanda la piel.

-Aplicar tónicos reafirmantes naturales, teniendo en cuenta no aplicarlo muy cerca del pezón, para evitar que el bebé pueda absorber sus compuestos.

Como ejemplo de tónico natural, puedes realizar una infusión a partes iguales de romero y tomillo. Una vez frío, hay que filtrarlo, y aplicarlo sobre los senos.  Se retira en 10 minutos y puede aplicarse entre 2 o 3 veces por semana.

No se recomienda perder peso de forma rápida porque podría aumentar la caída del pecho. No se recomienda realizar una dieta hipocalórica.

-Realizar ejercicio es positivo, pero según el tipo de parto y la recuperación necesaria, quizá se deba esperar entre 6 y 10 semanas. Si no se nota dolor o sensibilidad, y siempre y cuando no se ejercite el tejido, sí se pueden empezar a realizar ejercicios que ejerciten los músculos pectorales que se encuentran por debajo de los senos.

Algunos ejercicios que se pueden realizar son flexiones. Otros ejercicios consisten en juntar y apretar las manos delante del pecho. Hay que mantener las palmas apretadas unos segundos, descansar y repetir varias veces. Se pueden colocar pesos para realizar este ejercicio y así obtener resultados aún más efectivos.

Tratamientos estéticos que también pueden ayudarte

Un instituto médico estético puede ofrecer la solución que muchas mujeres están buscando a través de distintos tratamientos. Lo más importante es que se pida asesoramiento y se obtenga la información necesaria del tratamiento que se quiere realizar para conocer tanto los beneficios como el postoperatorio que puede ser necesario realizar.

Reafirmar senos mediante reconstrucción mamaria con cirugía.  En esta técnica se consigue la recolocación de los senos y en aquellas mamas pequeñas y caídas, se utilizan prótesis mamarias para proporcionar un volumen mayor. Los resultados son duraderos, pero no permanentes, así que habrá que tomar medidas preventivas para la caída del pecho.

-La radiofrecuencia también ayuda a reducir la flacidez del pecho, facilitando la microcirculación sanguínea y estimulando el funcionamiento correcto de las células.

Como puede observarse, hay varias opciones que permiten reafirmar los senos. Tanto antes como después del embarazo es muy importante cuidarse. Las mujeres pasan por distintas etapas en las que necesitan tomar precauciones para evitar la flacidez en la piel. ¿Conocéis otros consejos o recomendaciones para reafirmar los senos?.

Clínica Ananké

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *