¿Cuánto dura la anestesia dental?

Últimamente Youtube se han llenado de vídeos de personas teniendo alucinaciones después de la anestesia dental para realizar alguna tratamiento. Una de las más populares se trata de una chica a la que le hacen creer que está ocurriendo un apocalipsis zombie.

Vamos a admitirlo, la situación es bastante divertida, pero este no es el resultado habitual de la anestesia que se usa en Odontología. Pero nos lleva a preguntarnos… ¿Qué es lo que le han dado a esta chica para que sufra este efecto de borrachera crédula?.

Actualmente existen diferentes tipos de anestesia dental. El tipo de anestesia que se debe usar, lo elegirá el odontólogo, teniendo en cuenta el historial del paciente.

Tipos de anestesia dental

Normalmente se utilizan dos tipos de anestesia, según su modo de aplicación: Anestesia tópica y anestesia infiltrativa.

Anestesia tópica

Puede ser en forma de spray o de gel. Esta anestesia se coloca sobre las encías para evitar que el paciente sienta la aguja con la que se inyecta la anestesia infiltrativa. Tiene una duración muy breve.

Anestesia infiltrativa

Esta se subdivide en dos tipos. Una anestesia que tiene efectos vasoconstrictores, y cuyos efectos son de mayor duración. Otro tipo de anestesia que no tiene dichos efectos vasoconstrictores y es la indicada para utilizarse con pacientes con problemas cardiovasculares, de hipertensión, diabetes, etc.

Por esta razón es importante que los pacientes indiquen claramente al dentista toda su historia de patologías y enfermedades previas.

Además, dependiendo del procedimiento a realizar, la anestesia puede ser:

Peri apical:

Con esta anestesia solo se duerme la pieza dental sobre la que se va a trabajar.

Troncural:

Actuando directamente sobre el tronco nervioso.  Adormeciendo un cuadrante concreto de la boca, incluida la lengua, las encías, los labios y la mejilla.

La duración de la anestesia infiltrativa será aproximadamente de dos horas.

Sedación para los tratamientos dentales

Además de hablar de la anestesia, es necesario hablar sobre la sedación. Para las personas que tienen miedo al dentista, esta es la anestesia perfecta.

Existen varios tipos de sedación.

Sedación consciente:

Durante este procedimiento es imprescindible la presencia de un anestesista, encargado de monitorizar al paciente durante todo el proceso.

Sedación oral:

Sedantes orales que se administran o bien la noche antes a la intervención o media hora antes de la realización del tratamiento. Esto dependerá de la valoración del médico.

Anestesia general:

Con esta anestesia el paciente pierde la consciencia, evitando así tener que utilizar otros analgésicos. En los tratamientos dentales no suele utilizarse este tipo de anestesia, debido a los riesgos que conlleva.

Y aquí es donde queríamos llegar, las alucinaciones por la anestesia, sólo pueden producirse con la anestesia general. El paciente tardará unas dos horas en volver a recuperar la conciencia completamente, lo que puede derivar en que crea que ocurre un apocalipsis zombie o que se vea capaz de expresarle su amor a su enfermero.

Duración de las anestesias en los tratamientos dentales

No es fácil determinar la duración exacta de la anestesia, ya que dependerá en gran parte de la formulación del anestésico. Oscilando entre la media hora y las dos horas, en promedio.

La duración también dependerá de la zona infiltrada y del metabolismo del paciente que se somete a ella.

De cualquier manera es el Dentista quien determinará el tipo de anestesia que necesitarás para determinados tratamientos. Por eso en Masquemedicos podrás pedir cita con los mejores odontólogos de Sevilla, Valencia, las Palmas de Gran Canaria, y todas las localidades de España.

Katherine Woodberry

Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid (con el “nuevo” Plan Bolonia que ya no nos deja ser Licenciados) con ganas de investigar, aprender y entender las seis W que tanto me repitieron en la facultad (Who: Quién, What: Qué, Where: Dónde, When: Cuándo, Why: Por qué, y How: Cómo) pero aplicándolas a la vida cotidiana.

En este pequeño espacio comparto con vosotros impresiones y vivencias que pueden ayudaros a cuidar vuestra salud y la de aquellos que os rodean, alejándome de tecnicismos y mostrando mis inquietudes y conclusiones de forma sencilla y natural.

Artículos relacionados

Katherine Woodberry

Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid (con el “nuevo” Plan Bolonia que ya no nos deja ser Licenciados) con ganas de investigar, aprender y entender las seis W que tanto me repitieron en la facultad (Who: Quién, What: Qué, Where: Dónde, When: Cuándo, Why: Por qué, y How: Cómo) pero aplicándolas a la vida cotidiana. En este pequeño espacio comparto con vosotros impresiones y vivencias que pueden ayudaros a cuidar vuestra salud y la de aquellos que os rodean, alejándome de tecnicismos y mostrando mis inquietudes y conclusiones de forma sencilla y natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *