Los cuidados a personas mayores dependientes

Los cuidados de una persona mayor, sobre todo si se encuentra en situación de dependencia es una situación que merece una disposición especial en el espacio vital de la persona que funge como cuidador. Este cuidador tiene que poseer una gran empatía para no perder el control cuando atiende las necesidades básicas de una persona que ya no puede realizar solo cosas tan sencillas como desplazarse a los aseos, o servirse un vaso con agua al despertarse por la mañana. Sin embargo, este constante esfuerzo de empatía y servicio puede tornarse en un ejercicio complejo y  muchas veces, agotador psicológicamente.

Para establecer entornos (tanto en casa como en instituciones especializadas) que prioricen el cuidado humano, empático y sensible de las personas de la tercera edad que por cuestiones físicas o cognitivas tengan una dependencia de leve a severa, es fundamental re-pensar el rol del cuidador y otorgarle a su vez las herramientas físicas, psicológicas y emocionales para la importante responsabilidad que lleva a cabo día con día.

En el entorno profesional, las personas que se dedican al cuidado de adultos mayores pasan por formaciones que independientemente de darles elementos prácticos para cuidar a una persona de la tercera edad (que no es para nada igual a cuidar a niños pequeños o a personas enfermas), sino también a proporcionarles armas psicológicas de resiliencia individual y de comprensión del otro y sus necesidades (lo que se denomina psicosocialmente alteridad), de forma que sean capaces de administrar sus propias emociones al ver cómo otra persona mengua físicamente y demanda más atención. Es un trabajo que implica una gran inversión emocional por parte de quien lo realiza, y es necesario que cuente con espacios de comprensión para sus propias vivencias.

El problema es que no todos los adultos mayores están cuidados por profesionales. Muchos familiares asumen ellos mismos esta labor, sin conocimientos previos de geriatría y con las limitantes que ello implica. Claro que cuentan con otro as bajo la manga, que es el amor que sienten por la persona cuidada, pero esta emoción tan intensa puede jugar como arma de doble filo. Entre más grande es la involucración emocional con la persona cuidada, más doloroso es ver que pierda autonomía, capacidad de comprensión de su entorno o capacidades físicas concretas. Es por ello que para poder realmente cuidar con amor, paciencia y sensibilidad a ese ser querido que se ha decidido que permanezca en su hogar, es necesario asesorarse, aprender y que el cuidador posea a su vez una sólida red familiar y de amistades que lo sostengan emocionalmente.

¿Te interesa la temática del papel del cuidador en la atención humana y sensible de personas de la tercera edad? En Palma de Mallorca se celebra una jornada gratuita al respecto en el Museu d’Art Modern i Contemporani de Palma. Más información en este enlace

 

masquemedicos

Masquemedicos es un buscador de médicos y clínicas con opiniones de sus pacientes.

Artículos relacionados

masquemedicos

Masquemedicos es un buscador de médicos y clínicas con opiniones de sus pacientes.

Un comentario sobre “Los cuidados a personas mayores dependientes

  • el 27 Febrero, 2017 a las 18:01
    Permalink

    Hla soy Maria del ingenio la florida estoy en buska de empleo para atención a señora mayor de edad..o para limpieza..tengo referencias de trabajo dsde ya muchas gracias.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *