¿Duelen los tratamientos de medicina estética?

En los últimos años, la demanda de tratamientos de medicina estética se ha multiplicado, tanto entre hombres como entre mujeres. Cuando un paciente está pensando en realizar un determinado tratamiento para un problema concreto como la celulitis y la flacidez, una de las primeras preguntas que le vienen a la mente es si dicho tratamiento duele. Hoy te contamos en qué consisten algunas de las técnicas más utilizadas hoy en día y si duelen o no.

Depilación láser y láser diodo

La depilación láser se ha convertido en los últimos años en uno de los métodos más demandados para eliminar el vello. Consiste en la aplicación de un haz de luz láser, la cual es absorbida por la melanina y transformada en calor, destruyendo así la raíz del vello sin afectar al tejido que le rodea.

Si te preguntas si la depilación láser duele, la respuesta es que no duele como tal, aunque sí se siente una ligera molestia, algo similar a un hormigueo, un pequeño pinchazo o un pellizco. El nivel de molestia que puede sentir cada persona depende principalmente de dos factores:

  • Zona del cuerpo: Es en las axilas, las ingles y los genitales donde más se siente el malestar ya que es en ellas donde se concentra un mayor número de terminaciones nerviosas, las cuales son estimuladas por el láser.
  • Tipo de piel: Si una persona tiene mucho vello y éste es oscuro, la molestia es mayor ya que hay mayor melanina en el vello, la cual atrae el láser de una manera más intensa.

En cualquier caso, la depilación láser resulta muchísimo menos dolorosa que otros sistemas de depilación tradicionales como la cera o las máquinas eléctricas.

Ácido hialurónico

El ácido hialurónico se ha convertido en los últimos años en uno de los tratamientos antiarrugas más efectivos; es capaz de conseguir de una manera prácticamente inmediata devolver a la piel su volumen, hidratación, tersura e iluminación inicial. Es sin duda uno de los métodos de medicina estética para combatir los primeros signos del envejecimiento, los cuales suelen mostrarse en forma de arrugas y flacidez. Suele aplicarse en el contorno y la comisura de los labios, en los pómulos, en las líneas de expresión del rostro y en las patas de gallo.

El tratamiento con ácido hialurónico funciona mediante inyecciones de pequeños hilos de gel de hialuronato sódico a través de una jeringuilla muy fina. Las inyecciones no duelen; el paciente simplemente nota pequeños pinchazos. Ni siquiera es necesaria la anestesia, aunque en algunas clínicas sí suelen aplicar una pomada efecto frío para reducir la sensibilidad.

Mesoterapia

La mesoterapia es una técnica de medicina estética para corregir o incluso eliminar la grasa localizada en determinadas zonas del cuerpo. Además de tratar el tejido adiposo, también sirve para conseguir una piel más firme y elástica. Suele realizarse en el abdomen, en el rostro, en el cuello y en las piernas y brazos.

Hay personas que creen que la mesoterapia sirve para adelgazar, lo cual no es del todo erróneo, pero sí hay que matizarlo; en realidad, el tratamiento en sí elimina el tejido adiposo y, si posteriormente la persona lleva un estilo de vida saludable, conseguirá perder peso.

La mesoterapia es un tratamiento que consiste en aplicar inyecciones con agujas de diámetro y longitud reducidas. Generalmente, no son dolorosas porque son muy superficiales y las sustancias se aplican muy poco a poco.

La frecuencia varía de una a dos veces por semana y en un principio la duración del tratamiento suele ser de tres meses. En cualquier caso, la duración del tratamiento depende de cada caso concreto.

Ultracavitación para la celulitis

La ultracavitación para la celulitis es uno de los tratamientos estéticos más innovadores para decir adiós a la piel de naranja; un método no invasivo para combatir de una manera eficaz la grasa localizada y la celulitis a través de la aplicación de ultrasonidos de baja intensidad en zonas como los muslos, el cuello, la cintura o el abdomen.

Durante la sesión, al paciente se le administran ultrasonidos a través de un cabezal conectado a una máquina, por lo tanto, la sensación es muy similar a la de un masaje. Gracias a los ultrasonidos se forman burbujas milimétricas con un alto nivel de concentración de energía y de esta manera, cuando chocan con la grasa localizada rompen la membrana de la célula sin dañar el resto de estructuras. Después del proceso, el cuerpo se encarga de eliminar la grasa a través de la orina.

Si te preguntas si la ultracavitación duele, la respuesta es no, en absoluto. Además, la aplicación de esta técnica no produce ningún tipo de inflamación o hematoma.

masquemedicos

Masquemedicos es un buscador de médicos y clínicas con opiniones de sus pacientes.

Artículos relacionados

masquemedicos

Masquemedicos es un buscador de médicos y clínicas con opiniones de sus pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *