Endometriosis, la enfermedad invisible

 

endometriosisLa Endometriosis es una enfermedad crónica que duele mucho, afecta a 1 de cada 10 mujeres y su gama de dolores es muy desconocida, aunque pueden llegar a ser severos.

Es una enfermedad tumoral benigna, inflamatoria y actualmente sin cura que tradicionalmente han tratado los ginecólogos con cirugía (actualmente, laparoscopia).

Sin embargo, el enfoque actual es que es una enfermedad “multisistémica”: puede llegar a invadir los órganos reproductores, los digestivos, y otros tejidos en cualquier lugar del cuerpo, incluido el cerebro.

¿Qué ocurre en la Endometriosis?

La endometriosis es una enfermedad ginecológica crónica en la que ocurre lo siguiente:

El tejido del endometrio (una capa que crece dentro del útero cada ciclo femenino), crece fuera del útero, en cualquier órgano, y sigue funcionando según las hormonas del ovario igual que el de dentro del útero (se inflama y sangra). Todo esto provoca una inflamación crónica a la paciente.

En contra de lo que se suele pensar, la endometriosis no es “solo” un dolor de regla, sino que es una enfermedad muy compleja que necesita aún mucha investigación básica (no se conocen sus causas ni mecanismos de acción). Se calcula que el 50% de las chicas adolescentes con dolor en la menstruación lo tienen como síntoma de esta enfermedad, y el 50% de las mujeres que sufren esterilidad, es por causa de la Endometriosis.

Síntomas de la Endometriosis:

Los síntomas de oro de la endometriosis son:

  1. Tener un fuerte dolor de regla que no cede con ibuprofeno/aspirina/paracetamol, o durante la ovulación (cólicos a mitad del periodo). Además, sangrados no menstruales ni relacionados con actividad sexual.
  2. Dolor durante la penetración y/o tras tener un orgasmo. Esto se debe a los espasmos del útero durante el clímax y también a la presencia de “implantes” de endometriosis en los ligamentos útero-sacros y en el espacio entre el útero y el recto (fondo de saco de Douglas).
  3. Es típico también el sangrado “inexplicable por la relación sexual”. Proviene del cuello de la matriz (cérvix) y de la vagina durante/tras las relaciones sexuales. Esto es debido al tipo de mucosa y gran cantidad de vasos sanguíneos en mujeres con endo
  4. Tener dolor durante y tras la defecación; dolor durante/tras orinar, o tener la sensación de la vejiga llena siempre. Sangrado rectal indica endometriosis rectovaginal. Sangrado con la orina aparte de infección suele indicar cistitis intersticial y síndrome miofascial.
  5. Así mismo, las mujeres con endometriosis tienen molestias gastrointestinales, principalmente gases; problemas para digerir, diarrea y estreñimiento, estómago delicado o intolerancias alimentarias, sensibilidad al gluten y al trigo desde la infancia/adolescencia. Se suele diagnosticar antes y confundir el síndrome del intestino irritable que endometriosis intestinal.
  6. El dolor pélvico (gran pesadez y tirantez en la tripa tras hacer esfuerzos como coger a los hijos o estar mucho tiempo de pie o sentada), edema abdominal (retención de líquidos que provoca la característica tripa hinchada), dolor lumbar (de riñones e incluso ciática) y/o dolor o calambres en las piernas (caderas y muslos, síndrome del piramidal, atrapamiento del pudendo).
  7. Migrañas premenstruales o en la ovulación que duran días enteros
  8. Sistema inmune alterado, alergias, asma, lupus; es típico tener también fibromialgia o esclerosis.

Como vemos, la mayoría de los síntomas se concentran en la zona pélvica de las mujeres, y esto lo perciben las pacientes en sus vísceras abdominales desde niñas. Lo que ocurre es que esos síntomas no se asocian con algo ginecológico o de todo el cuerpo.

No se atan cabos para diagnosticar endometriosis, salvo que el ginecólogo o gastroenterólogo esté especializado en la enfermedad, hasta unos 10-15 años después de la primera regla. Algunas niñas tienen suerte y son diagnosticadas incluso antes de la primera menstruación. Una niña de 8 años fue intervenida por el fuerte dolor de tripa en Estados Unidos.

Endometriosis sin síntomas

Un afortunado 20% de las mujeres que tienen endometriosis no siente molestias nunca, ni siquiera con su menstruación. Sólo se enteran del diagnóstico cuando sufre una cirugía abdominal por otras causas.

Las enfermas con endometriosis sintomática, las mujeres que sí notan molestias gastrointestinales y dolor menstrual o coito doloroso o han descubierto que son estériles, constituyen aproximadamente el 80% de las pacientes. Muchas de ellas no están diagnosticadas.

Irene Aterido en Masquemedicos

Irene Aterido

Irene Aterido es sexóloga en Madrid. Licenciada en Sociología, por la UCM. Experta en enfermedades crónicas y dolor, Especialista en Sex Coaching, coaching sexual y de pareja. Su trabajo es avalado por la
Asociación Española de Terapia Sexual y Sex Coaching.
Es miembro de CAPS de Barcelona. Fundadora de Asociación de Endometriosis de Madrid.

Latest posts by Irene Aterido (see all)

Artículos relacionados

Irene Aterido

Irene Aterido es sexóloga en Madrid. Licenciada en Sociología, por la UCM. Experta en enfermedades crónicas y dolor, Especialista en Sex Coaching, coaching sexual y de pareja. Su trabajo es avalado por la Asociación Española de Terapia Sexual y Sex Coaching. Es miembro de CAPS de Barcelona. Fundadora de Asociación de Endometriosis de Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *