Epilepsia infantil: causas, síntomas y tratamiento

Al margen de existir determinados factores de riesgo, la epilepsia puede aparecer en cualquier momento y a cualquier persona, incluyendo a los más pequeños. De hecho, la epilepsia en niños es una condición frecuente en la infancia, incluso más frecuente que en los adultos.

Por un lado, el 40 por ciento de los nuevos casos de epilepsia se observan en menores de 15 años. Igualmente, en los primeros minutos de vida de un bebé pueden producirse convulsiones perinatales a consecuencia de un daño cerebral prenatal, con mayores probabilidades en los bebés prematuros.

Su diagnóstico y tratamiento requiere, además de un primer contacto con el pediatra de cabecera, clave para realizar un diagnóstico precoz y realizar un seguimiento de los pacientes, un abordaje por parte del especialista en neurología.

¿Qué es la epilepsia infantil?

No en vano, a la hora de explicar la epilepsia infantil algunas de las razones principales son el incompleto desarrollo cerebral. Según la actual definición de la Liga Internacional de la Epilepsia (ILAE), la epilepsia no solo es una enfermedad cerebral vinculada a la aparición persistente de crisis epilépticas, sino que además se relaciona con una serie de condiciones.

Entre otras, debe diagnosticarse un síndrome epiléptico, y producirse al menos dos crisis epilépticas no provocadas o reflejas en un plazo superior a 24 horas. La tercera de las condiciones es, por último, una crisis epiléptica refleja y un riesgo de presentar nuevas crisis.

En suma, la epilepsia es un trastorno cerebral a nivel eléctrico y químico que se produce de forma repentina y se repite a lo largo del tiempo, provocando convulsiones repetitivas. Una sola convulsión aislada, por lo tanto, no se considera epilepsia.

Causas de la epilepsia infantil

Los factores que ocasionan crisis epilépticas en bebés, niños y adolescentes son desconocidos en la mayoría de los casos, si bien en el resto pueden identificarse.

Según estudios del Instituto Nacional de Desórdenes Neurológicos y Derrame Cerebral de Estados Unidos, los neonatos puede sufrirla por razones como problemas de desarrollo cerebral en el embarazo, infecciones maternas, falta de oxígeno durante y tras el parto, una nutrición deficiente.

En los niños, además, cerca de un 20 por ciento de las crisis epilépticas se producen por anomalías neurológicas o en los genes que controlan el desarrollo, así como una convulsión que coincide con fiebre, encefalitis o meningitis, epilepias en los familiares, traumatismos craneoencefálicos o, entre otras causas, tumores cerebrales.

Síntomas y tratamiento de la epilepsia infantil

Los síntomas de una convulsión son muy distintos, en función de cada paciente y de la parte del cerebro afectada. Por lo general, las convulsiones suelen manifestarse con síntomas similares y abarcar desde miradas fijas hasta convulsiones que involucran a todo el cuerpo o parte de él.

En cuanto al tratamiento, la epilepsia no tiene cura, pero se trata de una desaparición que puede desaparecer en algunas personas. En este sentido, el concepto de epilepsia parcial benigna del niño está empezando a imponerse. Básicamente se trata de una serie de síndromes epilépticos que adoptan la forma de crisis aisladas o asociadas a crisis generalizadas, pero que por lo general acaban desapareciendo en la edad adulta.

Sin embargo, normalmente los niños con síndromes epilépticos graves no tienen tan buenas expectativas, aunque las crisis pueden disminuir o incluso detenerse con el tiempo.

Sobre todo, los pronósticos serán más esperanzadores en los pacientes que hayan estado más controlados, bien con fármacos, mediante el cambio de hábitos y/o a través de la cirugía.

Los medicamentos conocidos como drogas anticonvulsivas pueden ayudar a prevenir convulsiones si la epilepsia se debe a un tumor, hemorragias en el cerebro o, por ejemplo, vasos sanguíneos anormales. Sin embargo, hay epilepsias infantiles que son resistentes a fármacos, en cuyo caso podría estar recomendada la cirugía.

Para un diagnóstico correcto de esta enfermedad es necesario acudir a un especialista en Neurología. En Masquemedicos encontrarás a los mejores neurólogos de Madrid, Barcelona y todas las ciudades de España.

masquemedicos

Masquemedicos es un buscador de médicos y clínicas con opiniones de sus pacientes.

masquemedicos

Masquemedicos es un buscador de médicos y clínicas con opiniones de sus pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *