Fallo de implantación y aborto de repetición. Tratamiento y soluciones

Cuando una mujer no consigue quedarse embarazada, después de haberse sometido a varios intentos de fecundación in vitro o después de lograr un embarazo de manera natural, sufre abortos consecutivos, nos encontramos ante un fallo de implantación recurrente.

Es necesario analizar detalladamente las causas del problema de anidación para lograr dar una solución a esta complicada situación. Es vital estudiar de manera individual a la mujer, al hombre y al embrión.

El estudio y análisis de la pareja se realiza en un solo día para evitar molestias y poder establecer un tratamiento reproductivo para solucionar de forma individualizada el problema.

Esto es posible gracias a la disposición de laboratorios y tecnología propia, que da a los profesionales la oportunidad de obtener los resultados de forma casi inmediata. Además, un equipo de embriólogos, biólogos, genetistas, farmacéuticos y endocrinos valoran cada caso y diseñan el tratamiento personalizado que ofrezca a la pareja la oportunidad de lograr el sueño de ser padres.

Se realiza una histeroscopia a la mujer, y en determinados casos una biopsia endometrial. También se lleva cabo un estudio de trombofilias y una función de tiroides entre otras pruebas. Controlando adecuadamente estas afecciones durante el proceso de reproducción y gestación, se evita que incidan de manera negativa.

La adenomiosis y la endometriosis son enfermedades que también impiden la anidación. Para detectarlo se utilizan ecógrafos y softwares de última generación para llevar a cabo estudios de valoración del útero y localizar previamente a la transferencia, el lugar más apto para la anidación del futuro bebé.

En el caso del hombre, sus espermatozoides pueden no ser adecuados, aunque el cariotipo lo sea, ya que los gametos son las únicas células del cuerpo humano que no comparten nuestra carga de genes. Por esta razón se estudia la fragmentación del ADN y se realiza un estudio FISH en el esperma, con el que se analiza el material genético de los espermatozoides, con la intención de comprobar si contienen una dotación cromosómica anómala.

Factor embrionario

El tercer paciente, y también el más importante, es el embrión. El origen de gran parte de los abortos y las betas negativas, son las alteraciones cromosómicas en el embrión. Gracias al abordaje genéticos que realiza aplicando el Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP) mediante el Screening Cromosómico Completo (CCS), es posible seleccionar el embrión que tenga el número correcto de cromosomas y así se logrará una mayor probabilidad de embarazo. Para ello, el Instituto Bernabeu aplica en sus laboratorios propios dos técnicas avanzadas: Array CGH y NGS, que amplifican en 100 veces más que otras técnicas, el conocimiento genético del embrión.
Todos los esfuerzos de los expertos en medicina reproductiva se centran en encontrar la solución para lograr que el vientre materno consiga acoger de forma exitosa un bebé sano durante nueve meses, haciendo posible una nueva vida y la realización del sueño de ser padres.

Instituto Bernabeu, Medicina Reproductiva

Instituto Bernabeu, Medicina Reproductiva en Masquemedicos

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *