Historia de la Ortodoncia

La primera constancia que se tiene de haber reconocido la mala posición de los dientes y que esta podría ser corregida por razones estéticas, data de la Antigua Grecia, de la mano del médico Hipócrates de Cos (460-377 a.C), siendo la primera persona en realizar tal afirmación, y expresándola en uno de sus libros. A raíz de ello, los griegos comenzaron a preocuparse por la correcta posición de las piezas dentales, siendo los pioneros en este campo.

El término ortodoncia se deriva de los vocablos griegos “orthos” (recto) “odontos” (dientes) y fue introducido por Defoulon en 1841. El objetivo de la ortodoncia, es corregir la posición de los dientes, pero en sus orígenes solo buscaba mejorar la estética y no tanto la salud.

Con el tiempo se comenzó a utilizar el término ortopedia, que proviene de los vocablos griegos “orthos” (recto) “pedios” (niño), y que refiere a los tratamientos que se realizan en niños para corregir irregularidades en los huesos, esto propició que la ortodoncia comenzará a ocuparse también de estos problemas, más allá del ámbito estético.

Ortodoncia. Más allá de la estética

En el diccionario Ciencia Dental, Chaplin Harris define la ortodoncia como “parte de la cirugía dental que tiene como objeto el tratamiento de las irregularidades de los dientes”, y estableció una relación de la ortopedia con el tratamiento de los problemas de los maxilares.

La ortodoncia propiamente dicha, y en el sentido moderno del término, aparece en el siglo XIX gracias a la obra de Pierre Fauchard, Tratamiento de las irregularidades dentarias, y al desarrollo, por parte de de John Nutting Farrae, de los dispositivos metálicos para lograr movimientos en los dientes.

En el siglo XIX aparece la anestesia, permitiendo actuar sobre la boca con comodidad. Chaplin Harris fundó la primera escuela de odontología en Baltimore, en el año 1838.

Evolución de la ortodoncia en España

Luis Subirana Matas, fue el principal precursor de la odontología en España, y participó en la creación del primer título de odontólogo en 1901.

En 1914 se fundó la escuela de odontología de Madrid. En el año 1948 la odontología se convierte en una especialidad de medicina. El título obtenido se denomina médico estomatólogo.

Ortodoncia moderna

A pesar del avance de la ortodoncia, no se considera una verdadera especialidad hasta la llegada de Edward H. Angle.

Edward H. Angle es considerado el padre de la ortodoncia. Otorga mucha importancia a la estética facial, considera que la sonrisa es un signo de belleza, pero también se preocupa de que exista un amplio entendimiento de los componentes de esta especialidad, permitiendo así su desarrollo científico.

Con el avance de la ciencia y de las técnicas de ortodoncia, los tornillos que resultaban molestos y causaban daños en los dientes, se sustituyeron por gomas elásticas. Los brackets, aparatos terapéuticos que se utilizan en la ortodoncia y se adhieren temporalmente a los dientes, fueron introducido en 1928.

Con el tiempo el diseño de los brackets ha ido mejorando, y también los materiales que se utilizan en su construcción. En la actualidad ya no solo son de acero inoxidable, sino también de cerámica, permitiendo que la ortodoncia sea prácticamente invisible.

Además de cerámica, actualmente existe la ortodoncia invisible Invisalign®. Se trata de unos alineadores acrílicos transparentes, que resultan invisibles, y además son extraíbles, que logra enderezar los dientes de manera similar a como lo hacen los brackets.

En el año 1999 se realizaron pruebas de Invisalign en Texas, Estados unidos, para empezar a comercializarse en ese país en el año 2000 con la aprobación de la FDA (Food and Drug Administration).

Actualmente existen muchos tipos de ortodoncia, es el dentista quien debe determinar cuáles el la mejor para solucionar cada problema.

En Masquemedicos encontrarás a los mejores expertos en ortodoncia en Madrid, Barcelona, Valencia y todas las ciudades de España.

Artículos relacionados

masquemedicos

Masquemedicos es un buscador de médicos y clínicas con opiniones de sus pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *