Inseminación artificial casera. Todo lo que debes saber

La inseminación artificial casera es un método de reproducción que consiste en la introducción de semen en la vagina de manera artificial. Dicho de esta manera, parece un proceso sencillo, y pese a las recomendaciones de los profesionales, por los posibles riesgos que conlleva la práctica de esta técnica de forma casera, muchas mujeres intentan hacerlo por ellas mismas en su hogar.

¿Cómo se hace una inseminación artificial casera?

Para llevar a cabo una inseminación artificial casera se comercializa el llamado “Kit de inseminación casera”, que incluso puede ser comprado por internet. Este kit se compone de una jeringa con un catéter incorporado, guantes, bote de muestras y suero fisiológico.

¿Quieres saber cómo se realiza una inseminación casera?, estos son los pasos a seguir:

  • El semen se recoge en el bote de muestras, y debe mantenerse la temperatura. También existe la posibilidad de que el semen proceda de un banco de semen, de ser así estará congelado en nitrógeno líquido, así que será necesario descongelarlo.
  • El semen puede mezclarse con suero fisiológico para que sea más fluido y la inserción en la jeringa sea más fácil.
  • Con la jeringa se toma semen del bote de muestras.
  • La mujer se coloca en una posición que le mantenga la pelvis levantada, pero que sea cómoda.
  • La jeringa se introduce en la vagina, lo más profundo posible. La finalidad de esto es acerca los espermatozoides al útero lo máximo posible, con sumo cuidado para no producir daños.
  • Cuando la jeringa está situada, se presiona suavemente para introducir los espermatozoides en el fondo vaginal.

Parece un proceso sencillo, pero conlleva muchos riesgos, si no se realiza con delicadeza y tranquilidad, pueden producirse rasguños y heridas internas

Diferencias entre la inseminación artificial casera y en clínicas de reproducción

Existen diferencias importantes entre la inseminación artificial casera y la que se realiza en un centro de fertilidad. La inseminación casera no se considera un método de reproducción asistida, no es un procedimiento médicamente guiado. Las principales diferencias son:

En la inseminación artificial casera, la mujer no recibe medicación hormonal para la estimulación ovárica, que favorece el desarrollo de los óvulos.

En las clínicas de reproducción asistida se tiene un control de la ovulación mediante análisis sanguíneos y ecografías transvaginales.

El semen que se utiliza en un clínica se analiza y se prepara, pasando por un proceso de selección que se conoce como “Capacitación espérmica”. En caso de que se utilice semen de donante, la muestra estará en perfectas condiciones.

En la inseminación casera el semen se deposita en la vagina, al igual que en las relaciones sexuales. En la inseminación artificial asistida, el esperma se deposita en la cavidad uterina.

La efectividad de la inseminación casera es similar a mantener relaciones sexuales, por esta razón las posibilidades de embarazo no aumentan, especialmente si existe un problema de fertilidad.

Inseminación artificial casera con semen de donante

En España, la donación de semen y óvulos es anónima. Es por ello que nadie puede comprar muestras seminales a un banco de semen español. Pero, en el extranjero sí que es posible. Muchas mujeres compran muestras de semen por internet a bancos internacionales. Accediendo a su web y realizando el pedido, algunos lo envian incluso en 24 horas. Se trata de donaciones a la carta, donde es posible elegir los rasgos físicos, y conocer el perfil psicológico del donante.

Pero allí no termina todo, existe una opción para conseguir semen sin intermediarios, se trata de páginas web que ponen en contacto a mujeres con donantes de esperma. La donación se lleva a cabo son el kit de inseminación o incluso manteniendo relaciones sexuales.

Las leyes españolas indican que cualquier tratamiento de este tipo, se debe realizar en una clínica autorizada, que la donación debe ser anónima y únicamente los médicos pueden seleccionar al donante.

Esta práctica implica un riesgo enorme, no es posible saber la calidad del semen, o si el mismo porta alguna enfermedad que pueda contagiarse a la mujer en el proceso de inseminación.

La inseminación artificial es un tratamiento que debe ser realizado por un equipo profesional médico, que brindarán las garantías necesarias para las pacientes. Por eso en Masquemedicos contamos con un amplio lista de clínicas de reproducción en Madrid, Valencia, Barcelona y todas las ciudades de España.

masquemedicos

Masquemedicos es un buscador de médicos y clínicas con opiniones de sus pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *