La enfermedad del hijo, la enfermedad de los padres

Hace un par de meses llegó a la cartelera española de cine la película Declaración de Guerra, de Valerie Donzelli. En ella la directora y protagonista narra un episodio de su propia vida: el proceso que pasó junto a su hijo recién nacido cuando le detectaron un tumor cerebral que tardó años en remitir. La película está co-escrita y coprotagonizada por su ex marido y padre de la criatura.

Un poco descarnado, ¿verdad? Sin embargo la película huye del drama más duro y de hecho saca muy poco al bebé y a su enfermedad. En cambio se centra en todo lo demás, en todo lo que sucede en una familia cuando un niño enferma de gravedad y durante años.

Fotograma de la película

Algunas de las cosas que toca el film:

– La necesidad de una red familiar de apoyo: abuelos, tíos, primos, gente incondicional.

– La renuncia al trabajo y a la vida propia el 90% del tiempo.

– La renuncia al propio hogar y a la mayoría de los amigos.

– La necesidad de “momentos de vacaciones del hijo“, momentos donde ambos progenitores deben pasar unas cuantas horas fingiendo que no son padres para no enloquecer.

– La necesidad de una rutina física para no abandonarse: salir a correr, gimnasio, caminatas…

– La realidad de que la relación de pareja se ve afectada de forma inevitable, a veces definitivamente. De hecho los protagonistas y padres reales de la historia se separaron después de muchos años luchando juntos.

En resumen, una película importante para tocar un tema del que se habla poco en general en medicina: qué le ocurre a las personas que están alrededor del paciente, más cuando el paciente es un niño.

Algunos enlaces:

Trailer de “Declaración de guerra”

¿Qué ocurre cuando un hijo enferma?

Consejos a padres de una joven que vivió meses en el hospital.

Esta entrada fue publicada en Oncología y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *