El lenguaje de las emociones transmite tanto o más que el lenguaje verbal

Acto organizado en CaixaForum Zaragoza por la Asociación Aragonesa Pro Salud Mental (ASAPME).

Se acercan días en los que estamos especialmente sensibles, días para recordar, para dejar aflorar sentimientos y emociones. Y de todo ello hemos hablado con el doctor Fernando Sopeséns, psiquiatra de la Asociación Aragonesa Pro Salud Mental, del lenguaje de las emociones, una reflexión sobre la importancia de acompañar el lenguaje verbal con el corporal.

El 93% de la comunicación es lenguaje no verbal, así que tenemos que ser conscientes de que transmitimos con la palabra y con el cuerpo. Un 55% de esa comunicación es corporal y un 38% tiene que ver con la voz, el tono que utilizamos, las inflexiones que hacemos y cómo se dicen las cosas, nos conecta esencialmente con nuestras emociones.

¿Alguna vez te has parado a pensar cómo es tu lenguaje corporal cuando te comunicas con los demás? Todo comunica, cada gesto, cada expresión facial, el tono… El lenguaje no verbal transmite nuestra tristeza, nuestra preocupación, también nuestra alegría o nuestra felicidad. Es difícil ocultarlo, sentirse de una manera y convencer al interlocutor de lo contrario. Las emociones son una respuesta automática de nuestro cerebro, nos ayudan a adivinar los verdaderos sentimientos de una persona.

Las emociones son estados afectivos que son modulados por la parte racional del cerebro. Cuántas veces hemos oído eso de “déjate llevar por tu corazón”. Dice el Dr. Sopeséns que, a veces, “dejarse llevar por las emociones es el hilo conductor de nuestras vidas”, sin embargo recuerda que las emociones y la razón “están condenadas a entenderse” y que, “a medida que maduramos manejamos mejor el control de esas emociones”. El control emocional se mueve en lo que se conoce como el triángulo de toma de decisiones que conforman: pienso, actúo, siento.

emociones_comunicacion-no-verbal

Lo que sí parece claro es que nos gusta estar rodeados de personas que nos transmiten emociones positivas, que además, influyen favorablemente sobre la actuación del sistema inmunitario, ya sea de manera transitoria o perdurable en el tiempo.

Lenguaje de las emociones: Lenguaje no verbal y silencioso

Según explica el psiquiatra de ASAPME, hay varios estudios que explican cómo el lenguaje no verbal transmite con fuerza mensajes verbales como:

  • Aceptación y rechazo
  • Gusto y disgusto
  • Interés y aburrimiento
  • Verdad y mentira

Y a esta unión de lenguajes hay que añadir “el lenguaje silencioso” que mostramos a través de la indumentaria, la postura, expresión facial, contacto ocular, movimientos de manos y piernas, la distancia espacial o el tacto. Nuestro cerebro recoge el 95% de la información a través de los ojos y el 5% restante por los otros sentidos.

Nuestro rostro denota y deja ver nuestro estado de ánimo, así que parece ser cierto que la “cara es el espejo del alma”. Pero cuidado, porque como explica el Dr. Sopeséns, “tendemos a interpretar, cuando en realidad deberíamos preguntar más”. Los gestos, la expresión facial y las pistas vocales ayudan a adivinar los sentimientos, pero hablar resuelve muchas dudas. Así que no olviden que antes de llegar a una conclusión, estaría bien preguntar… ¿Cómo estás?

Melania Bentué (Estrategias de Comunicación)

Blog de de Zoe (Blog de la autora)

Melania Bentué

Más de 15 años trabajando para informar, primero desde los medios de comunicación y después desde diferentes gabinetes de comunicación. Ahora, estoy al frente de mi propio proyecto profesional a través de Estrategias de Comunicación en el ámbito de la empresa, de la salud, social media y gestión de contenidos online y offline.

Artículos relacionados

Melania Bentué

Más de 15 años trabajando para informar, primero desde los medios de comunicación y después desde diferentes gabinetes de comunicación. Ahora, estoy al frente de mi propio proyecto profesional a través de Estrategias de Comunicación en el ámbito de la empresa, de la salud, social media y gestión de contenidos online y offline.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *