Mindfulness para el tratamiento de diversos problemas psicológicos

simbolo-de-meditacion

Este artículo es eminentemente práctico y en él, trataré de resumir cómo la realización del Mindfulness o de la Atención Plena puede aplicarse al tratamiento de diversos trastornos psicológicos, no sólo a la ansiedad y al estrés, con los que tradicionalmente se ha relacionado.

Trastornos de ansiedad

Según Vicente Simón, uno de los principales expertos en España en el tema, el Mindfulness puede dirigirse principalmente a las tres características que tienen en común todos los trastornos de ansiedad:

  • Evitación conductual o experiencial (el paciente ansioso aprende a evitar situaciones, emociones desagradables o luchar contra la sensación de ansiedad para no pasarlo mal, lo cual refuerza el propio problema de ansiedad).
  • Rigidez cognitiva, rigidez a la hora de pensar.
  • Repertorio rígido de respuestas conductuales, rigidez a la hora de comportarse.

El Mindfulness aplicado a la ansiedad trata de que el paciente aprenda a observar sus respuestas emocionales, su comportamiento, sus conductas de evitación, y tomar conciencia de todo ello. También se trabaja la aceptación de estas respuestas y conductas y la flexibilidad a la hora de pensar y de comportarse. Un aspecto importante y concreto en los problemas de ansiedad es aprender que los pensamientos y emociones no son realidades sino productos de nuestra mente y que van cambiando rápidamente.

Depresión

La depresión tradicionalmente se ha tratado desde el punto de vista de la Terapia Cognitiva. La práctica del Mindfulness no niega este tipo de terapia, sino que supone procesar los pensamientos negativos existentes en la depresión sin cambiar el contenido de los esquemas de la persona. El foco estaría en aceptar sin tratar de cambiar ni juzgar nuestra experiencia y permitir que las cosas sean como son. Los pensamientos serían imágenes que aparecen en la mente y que hay que dejar marchar o fluir: lo contrario de rumiar pensamientos, obsesionarse o quedarse apegado a alguno de ellos, que sería el problema de la depresión.

Trastorno Obsesivo-Compulsivo

En este caso, la práctica de Mindfulness se dirige a la existencia del círculo vicioso existente en el TOC (Pensamiento Obsesivo-Compulsión-Evitación-Pensamiento Obsesivo…). Mindfulness trata de crear un círculo virtuoso que incluiría los siguientes aspectos: regulación de la atención, la conciencia del cuerpo, la regulación de la emoción y el cambio de perspectiva sobre sí mismo.

Trastornos de la Conducta Alimentaria

Este ámbito es muy amplio como para exponerlo aquí en su totalidad, desde la perspectiva del Mindfulness. Indicar que los diversos trastornos de la alimentación pueden ser tratados desde los diferentes tipos de terapia que señalamos a continuación, haciendo notar al lector que todas ellas incluyen de manera muy especial Mindfulness dentro de su aplicación:

  • Terapia Conductual Dialéctica, con resultados positivos en obesidad, bulimia y atracones.
  • Terapia de Aceptación y Compromiso.
  • Terapia Cognitiva basada de Mindfulness.
  • Entrenamiento en comer consciente.
  • Mindfulness para la prevención de la ganancia de peso.
  • Trastornos de dolor crónico y experiencias traumáticas

Como ocurre en el apartado anterior, el tema es muy amplio como abordarlo en toda su totalidad. En este campo no hay una estrategia que funcione de igual manera para todo el mundo, por lo que la intervención tiene que ser multidisciplinar (colaborando con médicos, especialistas, fisioterapeutas, psiquiatras, si procede…). La Atención Plena entrena la observación de la experiencia de dolor sin juzgarla como buena o mala y sin reaccionar a ella, de modo que se desvincule el dolor y su valoración afectiva. Aspecto importante es entrenar el foco de la atención en los dolores crónicos, frente a la evitación común que ponemos en marcha de manera informal (tratar de evitar la experiencia de dolor).

Trastornos de la personalidad

Las personas que padecen trastornos de la personalidad, según Simón, se caracterizan por un sentido de la identidad deteriorado, que no ha podido formarse de una manera sana. Esta falta de integridad en la identidad provoca sentimientos de vacío, de no encajar, de sentirse perdidos, también tienden a la desconexión, a la disociación, a la falta de concentración, a la inestabilidad y a la distracción. Por todo ello, la práctica de Mindfulness puede ser muy beneficiosa para ellos.

Los expertos en Terapia dialéctica comportamental (Dra. Marsha Linehan y su equipo de la Universidad de Washington), que incluye Mindfulness, aplicaron la misma a este tipo de pacientes, incluyendo en el tratamiento, tanto terapia individual como terapia grupal. La propia terapia propone e incluye en su protocolo prácticas de Mindfulness apropiadas a estas personas.

Bibliografía:
-Didona, F. (2009). Clinical Handbook of Mindfulness. New York, USA: Springer Science+Business Media.
-Miró, M.T., Simón V. (2012). Mindfulness en la práctica clínica. Bilbao, España: Desclée de Brouwer.

Rosalía Menéndez

Rosalía Menéndez

Rosalía Menéndez es Psicóloga en Alcobendas especialista en Terapia Cognitivo-Conductual para niños, adolescentes y adultos. En su consulta utiliza además herramientas varias como Mindfulness, EMDR, Terapia Breve o Terapia Narrativa. Miembro de la Sección de Psicología Clínica y de la Salud dentro del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid yde la Asociación Española de EMDR.
Rosalía Menéndez

Artículos relacionados

Rosalía Menéndez

Rosalía Menéndez es Psicóloga en Alcobendas especialista en Terapia Cognitivo-Conductual para niños, adolescentes y adultos. En su consulta utiliza además herramientas varias como Mindfulness, EMDR, Terapia Breve o Terapia Narrativa. Miembro de la Sección de Psicología Clínica y de la Salud dentro del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid y de la Asociación Española de EMDR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *