Tiempo Fuera: ¿Por qué no funciona?

baby-215867_960_720

Ante algunas ocasiones de ira y enfado o ante conductas de los niños que pretenden llamar la atención de los adultos los profesionales en psicología infantil recomendamos realizar una conducta que se llama Tiempo Fuera. En muchas de las ocasiones que esta estrategia no funciona el 50% de los casos existe una mala aplicación.

A continuación señalo que es exactamente el tiempo fuera y expongo una serie de recomendaciones para su ejecución:
El tiempo fuera es hacer desaparecer aquellas condiciones ambientales que permiten los estímulos de refuerzo que mantienen la situación o bloquear situaciones límite, sobre todo en aquellos casos que ya se ha vivido la situación de manera repetida o cuando la situación es violenta. Irnos o mover a alguien fuera de una situación para generar un cambio.

Errores en la aplicación del Tiempo Fuera:

  • Salir de la situación pero luego no recuperar la conversación para analizar lo ocurrido y buscar cambios para ambos.
  • Utilizarlo como un chantaje emocional y cuando no nos guste algo aplicarlo.
  • Si es con un niño aislarlo de repente en otra habitación solo.
  • Salir fuera de la situación pero ir repitiendo en nuestra cabeza los sucedido sin cortarlo como si lo siguiéramos viviendo.
  • Excederse en el tiempo de aplicación.

Tipos de Tiempo fuera:

  • TF de aislamiento: Que la persona se vaya de la escena a otro sitio aislado.
  • TF de exclusión: el sujeto puede permanecer en el lugar, pero se le niega el acceso al reforzador (tapándole los ojos, por ejemplo).
  • TF de no exclusión: se permite al sujeto permanecer en el lugar pero sin acceder al reforzador, mientras presencia como otros si acceden a él. (Ej. Consecuencia de un niño: No tendrás tu helado).
  • TF auto-impuesto: La persona decide irse ante situaciones de crisis como una forma de protección y como mejora a posterior de la situación. Muy aplicado en terapia de pareja.

¿Cuál es el tiempo adecuado del Time-Out?

Para los niños los habitual sería un minuto por cada año de vida. Si tenemos a un niño en otra habitación más de 10 o 12 minutos acabará encontrando otro entretenimiento sin reflexionar o entender que ha sido una parada por su conducta. Con adulto es recomendable entre 10 y 20 minutos, tampoco excederse mucho más, es probable que incluso la persona si excede más de 20 minutos se pueda marchar hasta de la casa o el lugar de la crisis.

Silvia Santana

Silvia Santana

Soy psicóloga en Oviedo desde el 2008 (aunque creo quela psicología me ha acompañado siempre)especialista en trastornos de ansiedad y depresión, trastornos de conducta en adolescentes, adicción a sustancias y dependencia emocional principalmente.

Me entusiasma compartir un blog con todos vosotros porque creo que lo importante es conseguir tener la mente y la mirada abierta a diferentes perspectivas y puntos de vista para que no se nos escape el camino hacia nuestro bienestar y una de las mejores herramientas para ello es la escritura, la lectura y el debate. Disfrutemos todos de este espacio, espero vuestras impresiones.

Silvia Santana en Masquemedicos
Silvia Santana

Artículos relacionados

Silvia Santana

Soy psicóloga en Oviedo desde el 2008 (aunque creo que la psicología me ha acompañado siempre) especialista en trastornos de ansiedad y depresión, trastornos de conducta en adolescentes, adicción a sustancias y dependencia emocional principalmente. Me entusiasma compartir un blog con todos vosotros porque creo que lo importante es conseguir tener la mente y la mirada abierta a diferentes perspectivas y puntos de vista para que no se nos escape el camino hacia nuestro bienestar y una de las mejores herramientas para ello es la escritura, la lectura y el debate. Disfrutemos todos de este espacio, espero vuestras impresiones. Silvia Santana en Masquemedicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *