No hay debate con las vacunas infantiles

Hace años presencié este diálogo entre una amiga y otro amigo, médico él:

– Me duele mucho la cabeza.

– Espera, tengo aquí una aspirina.

– No, no me gusta tomar cosas no naturales.

– Ah, pues entonces que te siga doliendo.

Parece un chiste pero no lo es. A pesar de lo positivo que tienen las corrientes que apuestan por la vuelta a la naturaleza, en la medicina la evolución y la investigación sólo ha traído mejora en la calidad de vida y en la salud del ser humano. Y cuando se trata de las vacunas infantiles ya no es un simple dolor de cabeza: estamos hablando de jugar con la vida de los niños.

 

Foto: Jordi Gomara

Hay todo un movimiento antivacuación (o de “libertad de vacunación”) que bien sea por desconocimiento bien por intereses personales intentan poder decidir libremente si vacunar a sus hijos o no. A veces es por desconfianza hacia la industria farmacéutica o hacia el estado, cuando ocurren casos como el de la vacuna contra la gripe A. En el documental “La guerra de las vacunas“, emitido por RTVE, explican cómo renace el movimiento antivacunas (que siempre ha existido) y cuáles son sus argumentos.

Pero no, hablamos del sarampión, de la rubeola, del tétanos, de las paperas, de la tosferina, de enfermedades para las que tenemos protección y que pueden ser mortales si no se está vacunado.

Aquí dejo una serie de enlaces imprescindibles para entender la importancia -capital, indiscutible- de las vacunas. Leer esto debería ser obligatorio para todos, porque no hablamos de una molestia, hablamos de la protección de nuestros hijos.

OMS: Seis ideas falsas extendidas acerca de la inmunización

Los antivacunas y su derecho de vida y muerte

Amazings: las vacunas y su necesidad

El sonado caso de fraude antivacuna del Dr. Wakefield

Qué atrevida es la ignorancia… sobre vacunas

Cinco razones para vacunar a tu hijo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *