Pacientes anticoagulados, complejidad y compromiso con la terapia

En España hay alrededor de 800.000 pacientes anticoagulados. Son aquellas personas que reciben un tratamiento con anticoagulantes para retardar el tiempo de coagulación de su sangre y así prevenir el riesgo tromboembólico. Casi un 56% de ellos son hombres y en torno a un 44%, mujeres, además un 25% de los pacientes tiene menos de 65 años, tal y como recoge el estudio Análisis del perfil sociosanitario del paciente anticoagulado en España (pdf).

Toman anticoagulantes todas aquellas personas con riesgo de formar trombos o embolias. Por qué anticoagular:

  • Porque son personas que tienen enfermas las válvulas del corazón, con el anticoagulantes se evitan las embolias

  • Llevan prótesis valvulares cardiacas y hay que tratar de que no se obstruya la válvula

  • Sufren arritmias tipo fibrilación auricular, así se evita el infarto cerebral

  • Tienen el corazón dilatado (miocardiopatía)

  • Han sufrido una trombosis en las piernas o una embolia pulmonar y se toma el anticoagulante para que no se repita.

Corazón

El objetivo de esta terapia es mantener unos niveles de coagulación eficaces y seguros que eviten la aparición de trombos sin provocar riesgo de hemorragias. El tratamiento con anticoagulantes:

  • Tiene cierta complejidad

  • Requiere precisión

  • No admite falta de adherencia

  • Requiere implicación del paciente

Por esta complejidad, es importante tener algunos aspectos en cuenta:

  • Moderar el consumo de alcohol y limitar el consumo de bebidas estimulantes

  • La nicotina puede agravar la fibrilación auricular, además de ser perjudicial para otras enfermedades

  • Cuidar la tensión arterial y el colesterol

  • Prestar atención a los medicamentos sin receta o productos de herbolario y consultar siempre al médico

  • Evitar ejercicio físico intenso o prolongado

  • Llevar una vida relajada y sin estrés

En todo ello trabajan las asociaciones de pacientes, ya que la clave del éxito para los pacientes anticoagulados está en su implicación, ser un paciente activo, informado y responsable de su salud. De ahí, que apuesten por la educación para la salud y la participación activa a través de iniciativas como el paciente experto o las tarjetas identificativas “Estoy Anticoagulado”.

Más información: Manual del Anticoagulado, editado por Feasan.

Gracias a ASANAR por su colaboración en este artículo.

Fotografía: morguefile.com, by earl53.

 Melania Bentué (Estrategias de Comunicación)

Blog de de Zoe (Blog de la autora)

Melania Bentué

Melania Bentué

Más de 15 años trabajando para informar, primero desde los medios de comunicación y después desde diferentes gabinetes de comunicación. Ahora, estoy al frente de mi propio proyecto profesional a través de Estrategias de Comunicación en el ámbito de la empresa, de la salud, social media y gestión de contenidos online y offline.
Melania Bentué

Artículos relacionados

Melania Bentué

Más de 15 años trabajando para informar, primero desde los medios de comunicación y después desde diferentes gabinetes de comunicación. Ahora, estoy al frente de mi propio proyecto profesional a través de Estrategias de Comunicación en el ámbito de la empresa, de la salud, social media y gestión de contenidos online y offline.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *