Rehabilitación cardiaca tras una cardiopatía

Heartbeat (by Prawny)
Latidos del corazón. Foto: Prawny (morguefile.com)

A pesar de estar incluida entre las recomendaciones de  la Organización Mundial de la Salud, la rehabilitación cardiaca todavía es un área desconocida para muchos ciudadanos, aunque es cierto que empieza a implantarse ya en algunos centros hospitalarios con programas de trabajo que implican a diferentes profesionales. “Es una terapia integrada en el tratamiento global de la cardiopatía, es multidisciplinar y se lleva a cabo de manera coordinada”, explica el doctor Vidal Tapia, cardiólogo especializado en Rehabilitación Cardiaca en la Clínica Montpellier, quien subraya que está indicado, prácticamente en todas las patologías cardiacas y, especialmente en cardiopatía isquémica, en infartos y para prevenirlos, “sin olvidar la insuficiencia cardiaca, que aunque su indicación está mucho menos extendida es igual de interesante para el paciente”.

Están implicados distintos profesionales, cardiólogos,  psicólogos, psiquiatras, médicos rehabilitadores, fisioterapeutas, enfermeras, trabajadores sociales y terapeutas ocupacionales, principalmente, coordinados por un cardiólogo. En función de las patologías se individualiza el programa de rehabilitación cardiaca, siempre teniendo en cuenta las características de la cardiopatía, si padece una insuficiencia cardiaca, si lleva marcapasos o desfibriladores, si se trata de un persona trasplantada de corazón, si es una persona de avanzada edad…

¿Cuáles son los objetivos?

  • Mejorar la capacidad funcional
  • Mejorar la calidad de vida
  • Disminuir la morbi-mortalidad
  • Favorecer la pronta reincorporación laboral y social

¿Qué fases tiene la rehabilitación cardiaca?

  • Fase 1: Hospitalaria, cuando un paciente tiene un evento cardiaco.
  • Fase 2: En las Unidades de Rehabilitación Cardiaca, donde se valora al paciente y se realiza una intervención física, educativa y psicológica. Su duración es de ocho semanas.
  • Fase 3: Extrahospitalaria, donde el paciente tendrá que aplicar lo aprendido y realizar cambios en sus hábitos de vida.

¿En qué consiste el programa de rehabilitación cardiaca?

  • Ejercicio físico, un programa individualizado para obtener la mejor respuesta.
  • Intervención sobre el estilo de vida y la gestión de factores de riesgo.
  • Trabajo sobre los trastornos psicosociales, ya que pueden alterar el curso de la enfermedad.

¿Cuáles son sus beneficios?

  • Control de los factores de riesgo.
  • Mejora de la capacidad funcional, demostrada con prueba de esfuerzo al comienzo y al final de la rehabilitación.
  • Control de síntomas.
  • Mejora el tratamiento médico.
  • Aprendizaje del paciente para afrontar su nueva vida.

Pese a los efectos positivos sobre el paciente, tanto en su calidad de vida, como en el descenso de morbilidad y mortalidad y a la rentabilidad coste-beneficio, la implantación de los programas de rehabilitación cardiaca es muy desigual en los países. Según recuerda el doctor Vidal Tapia, existe todavía mucho desconocimiento, “tal vez no sea rentable a corto plazo, pero sí lo es si se analiza a largo plazo y se mide desde el punto de vista de la evolución del paciente, así lo demuestran estudios que se han realizado”.

Melania Bentué (Estrategias de Comunicación)

Blog de de Zoe (Blog de la autora)

Melania Bentué

Melania Bentué

Más de 15 años trabajando para informar, primero desde los medios de comunicación y después desde diferentes gabinetes de comunicación. Ahora, estoy al frente de mi propio proyecto profesional a través de Estrategias de Comunicación en el ámbito de la empresa, de la salud, social media y gestión de contenidos online y offline.
Melania Bentué

Artículos relacionados

Melania Bentué

Más de 15 años trabajando para informar, primero desde los medios de comunicación y después desde diferentes gabinetes de comunicación. Ahora, estoy al frente de mi propio proyecto profesional a través de Estrategias de Comunicación en el ámbito de la empresa, de la salud, social media y gestión de contenidos online y offline.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *