¿Cómo saber si estoy embarazada?

¿Cómo saber que estás embarazada- (1)

Llega ese momento en la vida en el que te miras al espejo y te planteas una de las cuestione más trascendentales en la vida de una mujer: “¿Estoy embarazada?”. Sí, dicho así suena a americanada típica salida de una película de esas que no sabes muy bien por qué se estrenan en el cine, si al final se convierten en la inseparable compañera de las tarrinas de helado y de los domingos. Dicho esto, sé que tú en algún momento te has planteado esta pregunta, con mejor o peor cara, pero te la has planteado, todos somos adultos, vamos a sincerarnos.

Pues si esta duda no te ha dejado dormir alguna noche, o casualmente ahora mismo ronda tu cabeza, te daré algunos tips, para que vayas mentalizándote de que lo que tienes no es una gripe.

Cuatro síntomas inequívocos de embarazo

  • La menstruación que no llega: Es muy sencillo, si no viene es un indicativo claro de que estás embarazada, muy embarazada, es posible que hasta sean gemelos o trillizos. Sin duda la ausencia de menstruación es únicamente un síntoma de embarazo. No, no puede ser un desorden hormonal, o estrés, simple y llanamente estás muy embarazada.
  • Hinchazón de los pechos: Si notas tus pechos hinchados e incluso sientes molestia, es  porque se están preparando para alimentar a tu futuro bebé, o bebés, porque como te decía en el punto anterior, si no tienes la menstruación puedes estar embarazada de trillizos. Los senos hinchados no pueden ser síntoma de síndrome premenstrual, no, nunca, jamás.
  • Cansancio: Si estás cansada estás embarazada (y me ha salido hasta en rima, eso es una prueba de que es 100% verdad). Si notas que después de un largo día de trabajo, papeleo, limpieza, gimnasio, autobús, coche, metro, compras, preparar la comida, y pasear al perro, estás cansada, es un síntoma inequívoco de que llevas el peso de otro ser humano en tu vientre, no tiene nada que ver con el agotamiento normal de cualquier persona, lo tuyo es embarazo y ya está.
  • Náuseas y vómitos: Esto ya es el síntoma por encima de todos los síntomas, si un día cualquiera te levantas con ganas de vomitar, no ha sido ese arroz tan raro que te pusieron en el chino la noche anterior, para nada, es que claramente estás embarazada.

Si tienes estos cuatro síntomas y aun dudas de tu embarazo, pues confírmate a ti misma que estás encinta utilizando una prueba de embarazo de farmacia, como hace todo el mundo.

Los síntomas que he enumerado aparecen durante el embarazo, sin embargo, y por supuesto, no son un método fiable para saber si realmente estás esperando o no un pequeño ser humano. Desde Masquemedicos te recomendamos que utilices una prueba de embarazo farmacéutica, o mejor aún una prueba de sangre, que te puedes hacer en tu centro de salud, y que determinará con total seguridad tu estado.

Así mismo si resulta positivo, y oficialmente vas a ser mamá, acude a tu ginecólogo, quien te ayudará a tener un embarazo sano y satisfactorio.

Katherine Woodberry

Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid (con el “nuevo” Plan Bolonia que ya no nos deja ser Licenciados) con ganas de investigar, aprender y entender las seis W que tanto me repitieron en la facultad (Who: Quién, What: Qué, Where: Dónde, When: Cuándo, Why: Por qué, y How: Cómo) pero aplicándolas a la vida cotidiana.

En este pequeño espacio comparto con vosotros impresiones y vivencias que pueden ayudaros a cuidar vuestra salud y la de aquellos que os rodean, alejándome de tecnicismos y mostrando mis inquietudes y conclusiones de forma sencilla y natural.

Artículos relacionados

Katherine Woodberry

Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid (con el “nuevo” Plan Bolonia que ya no nos deja ser Licenciados) con ganas de investigar, aprender y entender las seis W que tanto me repitieron en la facultad (Who: Quién, What: Qué, Where: Dónde, When: Cuándo, Why: Por qué, y How: Cómo) pero aplicándolas a la vida cotidiana. En este pequeño espacio comparto con vosotros impresiones y vivencias que pueden ayudaros a cuidar vuestra salud y la de aquellos que os rodean, alejándome de tecnicismos y mostrando mis inquietudes y conclusiones de forma sencilla y natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *