¿Se recomiendan los implantes dentales después de una enfermedad periodontal?

Una enfermedad periodontal supone una afectación de los tejidos de soporte del diente debido a que las bacterias de la placa bacteriana que han llegando hasta la misma raíz del diente y provocando que ésta se llegue a caer dejando un espacio muy antiestético en la boca, además de la dificultad que provoca en términos de funcionalidad en términos de mordida.

Debido a que la pérdida del diente es consecuencia de un problema periodontal o de una infección en los dientes, muchos pacientes tienen sus dudas a la hora de decidirse por un implante dental para iniciar la reposición del mismo, ante el temor de que los daños ocasionados por la periodontitis perjudicaran la fijación del implante.

¿Fija bien un implante dental en un paciente con enfermedad periodontal?

Gracias a las técnicas implantológicas de hoy en día la fijación de los implantes dentales tiene un éxito muy elevado y no genera ningún tipo de problemática siempre y cuando el paciente haya tratado previamente la enfermedad periodontal.

Esta técnica actual se conoce con el nombre de osteointegración que consiste en fijar el implante dental en la estructura ósea del diente y luego dejar que el propio organismo lo recubra con sus tejidos con lo que pasa a formar parte del propio cuerpo.

Después, una vez que el proceso de osteointegración ha finalizado ya se puede colocar el diente fijo definitivo.

Ya sea por enfermedad periodontal u otras causas por las que los pacientes pierden sus dientes, nunca se deben de dejar espacios vacíos en la boca, porque los dientes tienden a moverse hacia los espacios vacíos y estaríamos generando una desestructuración de la homogeneidad de la boca, con los consecuentes problemas de oclusión  y efectos antiestéticos que ello genera.

De la misma forma, al haber un espacio vacío se perjudica la mordida ya que se ejerce una presión extra sobre el resto de dientes y ello puede provocar daños en el medio-largo plazo.

En definitiva, las prótesis sobre implantes dentales son la mejor solución ante la caída de un diente natural, independientemente de cuál sea la causa, incluso siendo ésta una enfermedad periodontal. En tal caso es importante se trate previamente la periodontitis que que las mismas bacterias que han colonizado los dientes no afectan los futuros implantes dentales.

Dr. Dario Propdental

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *