Terapia sexual online

Son muchos los estudios que avalan la efectividad de las intervenciones psicoterapéuticas online. Esta modalidad de terapia psicológica está entrando con fuerza en nuestro país, y son cada vez más los pacientes que confían en ella y los profesionales que se animan a ofrecerla.

Un tipo de terapia psicológica que se ofrece con esta modalidad es la terapia sexual. Su éxito puede explicarse por la sensibilidad de los temas que se tratan, así como el tabú que aún hoy envuelve todo lo que tiene que ver con la sexualidad.

Por qué la gente no va al psicólogo

En general, a las personas no nos gusta demasiado airear nuestra intimidad. Compartimos situaciones y preocupaciones, pero suele hacerse de una manera bastante superficial.

La terapia psicológica exige un esfuerzo, pues requiere abrir un área de tu vida a un completo desconocido. Esto por sí solo ya genera resistencias, y suele ser una de las principales causas por las que las personas no acuden a terapia.

El estigma social que persigue a la psicología es otra causa común de reticencia. Muchas personas piensan que ir al psicólogo es signo de debilidad o una cosa a ocultar, lo que genera una resistencia a acudir a terapia y, sobretodo, a que los demás lo sepan.

Pero, si tenemos en cuenta los tabúes y mitos de la sexualidad, el número de personas que necesitan terapia sexual y que no acude a consulta se dispara.

Las razones principales que argumentan son:

  • “No quiero airear mi vida íntima”

  • “No es una cosa tan importante, la puedo solucionar yo mismo”

  • “Me aterroriza que alguien me vea entrando en la consulta de un sexólogo o encontrarme con alguien conocido en la sala de espera”

Cómo funciona la terapia sexual online

Para que se lleve a cabo la terapia sexual online son imprescindibles tres elementos: un terapeuta, una persona con un problema que quiere solucionar y medios tecnológicos que permitan comunicar a través de Internet (ordenadores o móviles, conexión a la red, etcétera).

No todos los terapeutas ofrecen este tipo de terapia, pero su número está aumentando, y se pueden encontrar en directorios especializados como el de Siquia, que cuenta con más de 350 psicólogos disponibles para terapia online.

Una vez que el profesional y el paciente contactan, deben ponerse de acuerdo en la modalidad de terapia online que se va a seguir:

  • Videoconferencia: suele ser la más utilizada y la que ofrece más ventajas.

  • Chat: no es tan utilizada ya que se pierde mucha parte de la comunicación no verbal.

  • E-Mail: son pocas las personas que
    optan por seguir una terapia por e-mail, pero es una opción válida para personas con buena capacidad de lecto-escritura.

Dependiendo del acuerdo al que se llegue, la terapia se efectuará por un canal u otro y procederá como una terapia presencial, con sesiones de tiempo limitado en las que el paciente y el profesional explorarán el alcance del problema en concreto y en el que, en algunas ocasiones, se recomendarán ejercicios para realizar entre las sesiones.

Ventajas de la terapia sexual online

Dada la sensibilidad de la temática que se trata, la principal ventaja de la terapia sexual online es que permite al paciente -o pacientes- hablar desde la intimidad de su casa. Eso les proporciona un entorno agradable y conocido donde pueden expresarse con naturalidad.

Además, si la terapia se realiza a través de videoconferencia, el profesional puede hacerse una idea de cómo es el entorno real del paciente, lo que añade mucha información que puede ser relevante y que en una consulta tradicional sería mucho más complicada de recoger.

Por otro lado, y dado que la gran mayoría de veces la terapia sexual implica a ambos miembros de una relación, es mucho más sencillo que estos coincidan en horario si se conectan desde su propia casa que si tienen que realizar un desplazamiento.

Por último, la otra gran ventaja de la terapia sexual online, es poder acceder a terapeutas que puede que no estén en tu misma ciudad, lo que pone de esa manera su conocimiento y habilidades al servicio de todo el mundo que quiera acceder a él.

Para los profesionales, esta “virtualización” de la terapia sexual es muy beneficiosa, dado que pueden recoger información de muchas zonas del mundo para poder tener una visión mucho más amplia de los problemas de los pacientes en un ámbito geográfico mucho más extenso.

Inconvenientes de la terapia sexual online

Los inconvenientes para la terapia sexual online son los mismos con los que nos podemos encontrar en cualquier tipo de terapia online. El hecho de que los pacientes estén en su propia casa no significa que estén en un entorno necesariamente agradable. El ambiente influye en lo que decimos y pensamos, y si el ambiente doméstico es negativo, puede afectar la terapia.

Además, el que los pacientes no tengan que moverse de su propia casa implica que no salen de su zona de confort, por lo que al profesional le falta información que puede ser interesante (por ejemplo, cómo se adapta el paciente a situaciones nuevas y potencialmente estresantes).

¿Cómo escoger una u otra modalidad?

Los estudios que se están haciendo al respecto concluyen que una terapia sexual online bien llevada a cabo, por un profesional cualificado y con la colaboración indispensable de los pacientes, puede dar unos resultados exactamente igual de buenos que una terapia presencial.

Muchas personas utilizan la terapia sexual online para hacer una primera aproximación a la terapia y, posteriormente, se animan a hacer una terapia presencial con el mismo profesional o con uno diferente.

Las opciones son muchas, la comodidad de paciente y profesional, primordial. Hay que elegir en función de las necesidades de cada uno de los pacientes y de la disponibilidad del profesional.

Siquia en Masquemedicos

 

Latest posts by Siquia (see all)

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *