Tratamiento orzuelo: cómo curar un orzuelo

Cuando aparece una protuberancia en el párpado del ojo, en prácticamente el 100% de los casos se trata de un orzuelo. Se conoce como tal a una glándula de grasa que se ha inflamado en el extremo del párpado, justo donde éste se encuentra con la pestaña. Se muestra como algo similar a un grano inflamado y de color rojizo. El orzuelo es muy sensible al tacto, así que es habitual que si se toca se note dolor.

Aunque no aparecen a una determinada edad, son más frecuentes en niños y adolescentes. En los más pequeños el orzuelo suele aparecer como un pequeño grano rojo en el párpado que, al presionar, causa dolor y suele acompañarse de secreción y lagrimeo. En los adultos la reacción más habitual suele ser un pequeño bulto que aparece en el párpado, bien superior o inferior, el cual suele verse inflamado.

Causas del orzuelo

La causa del orzuelo es un bloqueo en una de las glándulas sebáceas en los párpados. Esto ocasiona que las bacterias se reproduzcan dentro de la glándula bloqueada, dando lugar así al orzuelo que suele aparecer en pocos días.

Síntomas del orzuelo

El signo más visible de un orzuelo en el párpado es la protuberancia roja e inflamada. Suele estar acompañada por otros síntomas: sensación extraña en el ojo, fotosensibilidad, lagrimeo y sensibilidad del párpado.

Cómo curar un orzuelo

Cuando un paciente va al médico por un orzuelo en su párpado, generalmente éste es capaz de diagnosticarlo simplemente con mirarlo y no suele ser necesario hacer ningún tipo de examen.

Si te preguntas cómo curar un orzuelo en casa, te explicamos varios métodos muy sencillos. El proceso de curación de los orzuelos puede durar hasta 20 días.

Agua caliente

Simplemente tienes que colocar compresas empapadas en agua caliente en la zona durante 10 minutos 4 veces al día.

Cilantro

Este es uno de los remedios naturales que mejor funcionan para sanar los orzuelos. Además, viene muy bien para calmar las molestias que produce la protuberancia en el párpado. Pon a hervir una cucharadita de semillas de cilantro en una taza de agua y deja cocinando a fuego lento un minuto. Luego, deja enfriar la mezcla y cuélala. Empapa una compresa en la solución y limpia el ojo afectado con ella tres veces al día.

Bolsa de té

Los taninos que están presentes en las bolsas de té también resultan muy beneficioso para curar un orzuelo. Pon agua a hervir y, cuando llegue al punto de ebullición, empapa una bolsa de té con ella y colócala sobre el orzuelo con el ojo cerrado durante diez minutos. Repítelo una vez todos los días hasta que el orzuelo desaparezca.

Aloe Vera

El aloe vera es una de las plantas con más propiedades medicinales del mundo. También para curar un orzuelo en el párpado. Compra una hoja de aloe vera y córtala en sentido longitudinal y ábrela justo por el centro. Con un algodón, moja en el líquido transparente que hay en el interior de la planta y pásalo con cuidado por el párpado afectado. Hazlo todos los días por la mañana y por la noche. Viene muy bien para bajar la inflamación.

Pepino

Uno de los remedios caseros para curar un orzuelo más rápido y efectivo. Simplemente tienes que cortar una rodaja de pepino y colocarla sobre la zona en la que tienes el orzuelo. Resulta muy útil para reducir la inflamación y el dolor.

Es importante prestar especial atención al orzuelo ya que si la glándula sebácea afectada se obstruye por completo, éste puede convertirse un chalazión. Si éste crece demasiado, puede llegar incluso a generar problemas en la visión.

Recomendaciones finales para tratar los orzuelos

Y recuerda: ¡Nunca intentes extirpar un orzuelo en casa! Tienes que dejar que se vacíe por sí solo. Además, es importante que no utilices lentes de contacto ni te maquilles hasta que el orzuelo haya desaparecido por completo.

El orzuelo no es una lesión grave, pero sí causa molestias en el ojo y, además, resulta antiestético. Seguro que poniendo estos remedios caseros en práctica consigues reducir la inflamación y, además, aliviar notablemente las molestias. Todos son más o menos igual de efectivos. Cuál escojas depende de tus preferencias, así como de los ingredientes que tengas en casa. Si finalmente no consigues acabar con él, recurre a tu oftalmólogo en Madrid, Getafe, Vilanova o en tu ciudad, que seguro dará respuesta a tu problema.

masquemedicos

Masquemedicos es un buscador de médicos y clínicas con opiniones de sus pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *