Un método peligroso. Las secuelas imborrables de la infancia

un-metodo-peligrosoUn método peligroso se basa en una investigación histórica dentro de la psicología y sobre todo de una de sus corrientes. Me gusta por su crítica social respecto a situaciones encubiertas que fomentan problemas mentales. También porque para mí es representativa también del rol que tenía la mujer en la salud mental de entonces.

En el film son protagonistas Carl Jung y Sabina Spielrein. El primero todavía no es un clínico reconocido dentro del psicoanálisis pues está empezando su carrera profesional. Obtiene una oportunidad para aplicar el método freudiano antecesor con la paciente Sabina, que presenta síntomas del diagnóstico por aquella época más frecuente en mujeres, la histeria.

La mujer se presenta con roles tradicionales de su época, un género más sensible a los acontecimientos con riesgo a caer enferma con más facilidad. En este caso de histeria, como fue el hecho real, para permitir que Jung pruebe el método psicoanálitico.

El caso va más allá y se acaba gestando un episodio romántico entre ambos que sacará a la luz en la película el terrible secreto de Sabina. ¿Qué líneas no debe traspasar un psicólogo?

Un método peligroso. ¿Qué líneas no debe traspasar un psicólogo?

La película muestra como los acontecimientos que sufrimos en la infancia nos dejan secuelas imborrables en el camino como adultos. Secuelas que en muchas ocasiones se tapan en la sociedad, pensando que los niños olvidan o reinterpretan las cosas de una forma más relativa y no es así.

En la película aparece Freud pero con otro aspecto social que puede ser criticable de la época. A este se le ve en un ambiente turbio, solo, una Viena agitada por represiones sexuales en la sombra de los hogares.  Se destaca su origen judío por lo que se le separa de la aceptación social. A Carl Jung, protestante en luminosos espacios, entre bosques y caminos, a la orilla de un lago donde dispone de una mansión, fumando una pipa con aspecto más académico.

En la película aparecen algunos de los métodos que utilizaban los freudianos entre ellos el conocido análisis de los sueños. Desgraciadamente al igual que en aquella época más tradicional la película explora las mentes masculinas desde sus dos protagonistas más que la que podía darnos un personaje fascinante como es Sabina, históricamente poco conocida, incluso en psicología. Se estudia más el caso de otras pacientes que tuvieron.

Sabina acabó siendo en la realidad fusilada por los nazis y datos recientes valoran que su historial clínico y sus intuiciones aportaron bases muy interesantes para el psicoanálisis.

Silvia Santana

Silvia Santana

Soy psicóloga en Oviedo desde el 2008 (aunque creo quela psicología me ha acompañado siempre)especialista en trastornos de ansiedad y depresión, trastornos de conducta en adolescentes, adicción a sustancias y dependencia emocional principalmente.

Me entusiasma compartir un blog con todos vosotros porque creo que lo importante es conseguir tener la mente y la mirada abierta a diferentes perspectivas y puntos de vista para que no se nos escape el camino hacia nuestro bienestar y una de las mejores herramientas para ello es la escritura, la lectura y el debate. Disfrutemos todos de este espacio, espero vuestras impresiones.

Silvia Santana en Masquemedicos
Silvia Santana

Artículos relacionados

Silvia Santana

Soy psicóloga en Oviedo desde el 2008 (aunque creo que la psicología me ha acompañado siempre) especialista en trastornos de ansiedad y depresión, trastornos de conducta en adolescentes, adicción a sustancias y dependencia emocional principalmente.Me entusiasma compartir un blog con todos vosotros porque creo que lo importante es conseguir tener la mente y la mirada abierta a diferentes perspectivas y puntos de vista para que no se nos escape el camino hacia nuestro bienestar y una de las mejores herramientas para ello es la escritura, la lectura y el debate. Disfrutemos todos de este espacio, espero vuestras impresiones.Silvia Santana en Masquemedicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *