Uso racional del medicamento y prescripción prudente: un caso práctico

El uso racional del medicamento y la prescripción prudente son dos objetivos presentes entre los profesionales sanitarios en la actualidad. Para que haya un uso racional, el paciente tiene que recibir el medicamento adecuado y la dosis debida durante un periodo de tiempo suficiente, al menor coste para él y para la comunidad. La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que más de la mitad de los medicamentos se prescriben o se dispensan de forma inapropiada. El uso excesivo, insuficiente o indebido de fármacos tiene efectos nocivos para el paciente y constituye un desperdicio de recursos.

En ese marco y dentro de los programas de optimización de antibióticos lanzado por distintas sociedades científicas se puso en marcha en el Hospital Royo Villanova de Zaragoza, en 2010, un proyecto para el control de la prescripción antibiótica en la calidad de la utilización del tratamiento antimicrobiano de una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Prescripción de medicamentos

La iniciativa, coordinada por el doctor Gabriel Tirado, médico intensivista de este hospital, emplea un programa de asesoramiento informático sobre el tratamiento antibiótico que ha logrado una mejor utilización y una disminución de la duración y consumo de antibióticos sin variaciones en la mortalidad.

Explica el doctor Tirado que el proyecto parte de “la necesidad de facilitar el trabajo y mejorar la atención al paciente, implantar una cultura del uso adecuado del antibiótico y del manejo del tratamiento”, con unos resultados que han hecho posible:

  • Reducción de días de tratamiento
  • Reducción de la cantidad de antibióticos y por lo tanto del gasto
  • Ajustes en las dosis, que redunda en la seguridad del paciente
  • Disminución de las resistencias bacterianas y menos probabilidades de infección por bacterias multiresistentes
  • Cambio en la actitud frente a tratamientos con antibióticos y se ha generalizado una cultura de ajuste de uso de medicamentos.

La UCI del Hospital Royo Villanova tiene 10 camas. A pesar de no llegar casi al 4% del total de las camas hospitalarias, la UCI representa el 10% de los costes hospitalarios,  alrededor de unos 2.400 millones de euros al año. Y es que los pacientes de UCI requieren de una gran cantidad de recursos humanos, materiales y de tratamientos costosos para su manejo.

Comparando el consumo de los cuatro tipos de antibióticos más importantes, comprobaron que se había reducido considerablemente su consumo, hasta un 32%, sin que esto influyera en la evolución de los pacientes. Económicamente, supuso pasar de gastar 148.000€ en 2009 a 87.000€ en 2011, un ahorro de 61.000€ en antibióticos en la UCI.

Unos resultados que han mejorado notablemente la gestión de tratamientos en UCI, con un programa informático puesto en marcha por los profesionales sanitarios de esta unidad del Hospital Royo Villanova, como dice el doctor Gabriel Tirado, “no somos programadores”, pero crearon un programa a la medida de sus necesidades, partiendo de una red local en los ordenadores de la UCI. Un espacio para cada una de las 10 camas y recogida del control de constantes con los valores más habituales, tratamientos (fármacos, tipo de ventilación, mecánica, nutrición, perfusiones,…), alertas para una adecuada y correcta prescripción, plantillas para tratamientos de determinadas patologías, siguiendo las guías clínicas, en las que incluyeron algoritmos de decisión que aportan recomendaciones clínicas y opciones terapéuticas.

Actualmente, colaboran con el Instituto de Investigación del Hospital Universitario La Paz para desarrollar una iniciativa de estas características y seguir trabajando en acciones que puedan mejorar la seguridad del paciente y la calidad asistencial con una repercusión en la sostenibilidad del sistema. Una apuesta por el uso racional del medicamento y por la prescripción prudente.

Enlaces de interés:

Por Melania Bentué (Estrategias de Comunicación)

Blog de de Zoe (Blog de la autora)

Melania Bentué

Melania Bentué

Más de 15 años trabajando para informar, primero desde los medios de comunicación y después desde diferentes gabinetes de comunicación. Ahora, estoy al frente de mi propio proyecto profesional a través de Estrategias de Comunicación en el ámbito de la empresa, de la salud, social media y gestión de contenidos online y offline.
Melania Bentué

Artículos relacionados

Melania Bentué

Más de 15 años trabajando para informar, primero desde los medios de comunicación y después desde diferentes gabinetes de comunicación. Ahora, estoy al frente de mi propio proyecto profesional a través de Estrategias de Comunicación en el ámbito de la empresa, de la salud, social media y gestión de contenidos online y offline.

Un comentario sobre “Uso racional del medicamento y prescripción prudente: un caso práctico

  • el 8 febrero, 2013 a las 10:44
    Permalink

    Melania, gracias por seguir el trabajo de mis colegas.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *