¿Soy un buen candidato para el trasplante capilar?

Los trasplantes capilares se están haciendo cada vez más populares. Quizá tenga que ver el hecho de que, recientemente, varios políticos y deportistas muy conocidos hayan admitido públicamente que se han sometido a este procedimiento.

Sin embargo, no todo el mundo es el candidato ideal para un trasplante capilar. A continuación, enumero los factores más importantes que contribuirán a determinar si este procedimiento es apropiado para usted.

Sexo

Por lo general,
los hombres son mejores candidatos que las mujeres para un trasplante capilar. Ésto se debe a que los hombres suelen padecer alopecia androgénica, en la cual la pérdida capilar sigue un patrón peculiar y predecible. Así, resulta más fácil restaurar el cabello en la zona específica donde se ha perdido. En cambio, las mujeres suelen presentar un tipo de pérdida capilar difusa por toda la cabeza: ésto hace que restaurar el cabello en cualquier área, de acuerdo con un patrón satisfactorio, resulte complicado. El cabello femenino tiende asimismo a ser más fino y débil, con lo que no siempre soporta tan bien como el masculino el shock que supone el proceso de trasplante, y el crecimiento subsiguiente suele ser menor.

Edad

Básicamente, cuanto más joven sea usted, menos probabilidades tendrá de ser un buen candidato para este tipo de cirugía. Recuerde que el cabello trasplantado es permanente y dura toda la vida. Realizar un trasplante capilar en alguien muy joven acarrea el riesgo de crear una línea de nacimiento del pelo que le parezca perfecta con 20 años pero que, a los 60, podría resultar ridícula. También existe el peligro de que la pérdida capilar avance rápidamente y se quede sin suficiente “cabello donante” para afrontarla al ritmo necesario. En todo caso, el hecho de ser joven no le excluye inevitablemente como candidato al procedimiento, siempre que el diseño de la línea de nacimiento del cabello sea conservador. Su cirujano tratará con usted estos temas.

Tamaño del área donante

El área donante es la zona de la que extraemos el cabello para implantarlo en otra. Si su pérdida capilar es ya considerable, el tamaño del área donante será menor y, en consecuencia, también lo será la cantidad de pelo disponible para el trasplante. Normalmente, podemos siempre arreglárnoslas para extraer algo de cabello pero, si la zona de calva a cubrir es extensa, usted tendrá que aceptar que la densidad capilar del trasplante sea menor.

Condiciones médicas

Determinadas afecciones son un impedimento para someterse a un trasplante capilar. Hay muchos tipos de alopecia que no pueden curarse mediante trasplantes porque los cabellos empleados suelen sucumbir a la enfermedad y caerse. Este es el caso de las alopecias cicatriciales como el líquen plano, y de la pérdida capilar producida por dolencias autoinmunes como la alopecia areata. Asimismo, si usted tiende a presentar una cicatrización anormal, como ocurre con los queloides y las cicatrices hipertróficas, someterse a un trasplante capilar puede resultar demasiado arriesgado.

Dr. Griffiths en Masquemedicos

Artículos relacionados

Acerca de Peter Griffiths

El Dr. Griffiths se gradua en Medicina en Londres. Ganador del Premio de Dermatología St. George. Su especialidad es la Medicina Estética para lo que realiza un Máster en la Universidad de Córdoba. Tiene su consulta de trasplante capilar en Madrid
Esta entrada fue publicada en General, Salud y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *