Claves para una vida más sana y equilibrada

Gestionar las emociones, motivar al cerebro, relajarse, reír, respirar profundamente y una alimentación sana son algunas claves para mejorar la calidad de vida. Conocer nuestro interior, nuestro cuerpo y nuestra mente, facilita la utilización de las herramientas de las que disponemos para vivir mejor. Son las recetas que ofrece Beatriz Troyano, directora de Remodela Tu Vida, en “Cinco claves para mejorar tu vida”, aprender a escuchar a nuestro cuerpo no solo desde la enfermedad sino también en positivo, conocerlo para dar respuestas a las situaciones que se plantean en el día a día.

Dice esta socióloga que prestamos “poca atención a nuestro cerebro, a pesar de ser el motor de todo”. El cerebro es el 2% de nuestro peso y consume el 20% de lo que tomamos, por lo tanto, también necesita alimentación y cuidados para los neurotransmisores, que determinan las relaciones con nuestras emociones. Así, explica Beatriz Troyano que la serotonina, relacionada con la depresión, la migraña o el insomnio, requiere lácteos, huevos, carnes, salmón, levadura de cerveza, plátano, cereales, avena, arroz y pasta, principalmente.

El neurotransmisor responsable del estado anímico se denomina gaba, para el que se recomienda arroz, avena, naranja, calabaza, plátano y brócoli. Conseguir unos buenos niveles de norepineprina, y evitar que falle la memoria, la falta de atención o las dificultades para tomar decisiones deben tomarse legumbres, lácteos, pescado patatas y arándanos, estos últimos “son un gran estimulante cerebral”. Y cuidar la dopamina es proporcionar al organismo energía, motivación y control de los impulsos y esto se consigue con una ingesta adecuada de carne, pescado, legumbres, almendras, habas, leche, huevos y plátanos, “con un gran aporte nutricional”, recuerda la directora de Remodela Tu Vida.

Pero si una dieta equilibrada y de calidad da los aportes de vitaminas y minerales que el organismo necesita, a veces el sistema inmunológico necesita algo más, para protegerlo “hay que potenciar la ternura, tan solo dos minutos de ternura sube nuestro sistema inmunológico durante dos horas”, subraya Troyano.

En el día a día es importante saber gestionar las emociones, que no sean las que dirigen nuestra vida sino que debemos ser capaces de generar estrategias para hacer frente a una emoción determinada. Es un proceso en tres fases, la toma de conciencia de las emociones que tenemos, conocerse; la regulación de las emociones, qué podemos hacer cada uno de nosotros ante distintas situaciones emocionales y, por último, la autonomía emocional, saber gestionar lo que sucede en nuestro interior.

Horas de sueño

El cerebro recibe un millón de bytes por segundo. Así que todas las noches, nuestro cerebro intenta armar un puzle con toda la información que ha ido recibiendo a lo largo del día. De ahí que dormir menos de seis horas suponga restarle horas para que sea capaz de armar y procesar esa información. Y no, el sueño perdido no se recupera.

Relajarse

Cinco minutos de relajación equivalen a 45 minutos de sueño reparador. Se trata de no dejar espacio al estrés y aumentar la serotonina, cultivar emociones positivas, proporcionar estabilidad emocional, mayor concentración, más autocontrol y ser más empático.

Motivar las neuronas

Cuerpo y mente están totalmente conectados. Todo lo que se trabaja de un lado repercute en el otro. Por ello hay que mejorar las relaciones, cambiar actitudes limitantes, tratar los bloqueos sin miedos, las fobias, los conflictos internos, establecer y alcanzar objetivos…

Explica Beatriz Troyano que una de las cosas que más estresa al cerebro es tener algo que no ha finalizado, “el cerebro no admite lagunas”. Uno de sus consejos para evitar este estrés, para las emociones, es el juego, “tras un día agotador ayuda a ablandar la musculatura y actúa como desestresante”, destaca. A través del juego se puede aprender con más facilidad, ayuda a crear nuevas relaciones y se segrega endorfinas, las hormonas de la felicidad.

“Cinco claves para mejorar tu vida” es una llamada de atención sobre la búsqueda de respuestas en nosotros mismos, y no fuera, a muchas de las situaciones a las que nos enfrentamos en nuestra vida diaria. Aprender a escuchar y a comprender lo que nos sucede resolvería muchos de nuestros conflictos, junto a unos buenos hábitos alimenticios que son los que hacen a las personas más jóvenes o más mayores al margen de su edad cronológica. Sin olvidar, unas buenas dosis de risas diarias y respiraciones profundas, no hay que olvidarse de respirar bien, mejoran el funcionamiento de nuestro organismo y con ello nuestro bienestar.

Melania Bentué (Estrategias de Comunicación)

Blog de de Zoe (Blog de la autora)

Melania Bentué

Melania Bentué

Más de 15 años trabajando para informar, primero desde los medios de comunicación y después desde diferentes gabinetes de comunicación. Ahora, estoy al frente de mi propio proyecto profesional a través de Estrategias de Comunicación en el ámbito de la empresa, de la salud, social media y gestión de contenidos online y offline.
Melania Bentué

Artículos relacionados

Melania Bentué

Más de 15 años trabajando para informar, primero desde los medios de comunicación y después desde diferentes gabinetes de comunicación. Ahora, estoy al frente de mi propio proyecto profesional a través de Estrategias de Comunicación en el ámbito de la empresa, de la salud, social media y gestión de contenidos online y offline.

Un comentario sobre “Claves para una vida más sana y equilibrada

  • el 22 abril, 2015 a las 13:10
    Permalink

    Buenos días,

    Un post muy interesante y motivador para tomar una decisión y realizar actividades y hábitos que nos ayuden a llevar una vida sana. La parte de nutrición me parece elemental, lo que comemos es nuestra fuente de energía y lo que nos permite hacer muchas otras cosas de nuestra rutina diaria. Recientemente hemos escrito un artículo con consejos sobre nutrición y cuándo visitar a un nutricionista:

    artículo nutrición

    Espero que sea de vuestro interés. Muchas gracias por vuestro tiempo.
    Un saludo,
    Elena

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *