La rehabilitación del suelo pélvico paso a paso

Explicar cómo se realiza la rehabilitación del suelo pélvico paso a paso quizás no sea posible por las múltiples variantes que pueden existir en cada caso. Sin embargo, podemos realizar un resumen del proceso a nivel general.

En primer lugar es clave realizar un trabajo multidisciplinar. Se puede implicar un médico rehabilitador, que oriente el trabajo, una fisioterapeuta. La colaboración con la unidad de ginecología también es fundamental. En algunas ocasiones es recomendable apoyarse en especialistas en ejercicio físico y deporte.

Diagnóstico de las patologías del suelo pélvico

Las patologías de suelo pélvico son complejas y cada caso tiene su particularidad, por ello es importante buscar un diagnóstico antes que tratar un síntoma.

En un primer momento, se pasa una consulta médica, donde se realiza una historia clínica, valoración de pruebas complementarias y un examen físico enfocado en buscar alteraciones musculares del suelo pélvico, posturales, y de la región abdominal. En ocasiones se requiere de otras pruebas de imagen o de exploraciones más complejas que deben ser realizadas por urología o digestivo, para conseguir un diagnóstico preciso y poder programar así los objetivos del tratamiento.

Implicación del paciente en el proceso de rehabilitación del suelo pélvico

Una vez se tiene el diagnóstico y consideramos susceptible de tratamiento, explicamos al paciente la importancia de su implicación y cuáles son las expectativas que debe tener del mismo, entendiendo que es un trabajo a largo plazo pero que realizado de manera adecuada puede mejorar.

Tras esta consulta, se lleva su primer trabajo para domicilio, que consiste en rellenar un diario miccional, que nos permite valorar conductas miccionales inadecuadas o ingestas de líquidos insuficientes o excesivos.

Sesiones de fisioterapia de suelo pélvico

El paciente deberá aportar el diario miccional para la primera sesión de fisioterapia. En dicha sesión, primero se valora el diario miccional y se estudian los hábitos posturales que el paciente realiza durante su vida diaria. Después se le explica en dónde están los errores o las deficiencias, y cómo deben modificarse para que sean optimas.

También en la misma consulta o en una segunda se asocia una valoración manual intracavitaria, para ir estableciendo la pauta de ejercicios pélvicos a realizar, asociados en algunos casos a electroterapia.

Herramientas complementarias para la rehabilitación del suelo pélvico

Contamos con otras herramientas que pueden ser necesarias emplear como:

  • Neuromodulación de tibial posterior.
  • Infiltraciones para el dolor o para remodelación del introito.
  • Radiofrecuencia.
  • BTL Emsella®.
  • Gynelase™.

Individualizamos cada caso, con el principal objetivo de conseguir la mejoría de los síntomas de nuestros pacientes.

María Eugenía Rivera Martínez, especialista en Medicina Estética en Centro Clínico Betanzos 60

María Eugenía Rivera Martínez en Masquemedicos

Centro Clínico Betanzos 60
Últimas entradas de Centro Clínico Betanzos 60 (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *