¿Qué es la braquioplastia o lifting de brazos?

5/5 - (1 voto)

La piel pierde elasticidad con el paso de los años; el envejecimiento cutáneo es algo inevitable que nos afecta a todos. Pese a que la persona tenga buena forma física y se cuide, puede aparecer laxitud en la piel de los brazos, como colgajos de piel suelta que cuelgan, a lo que se conoce coloquialmente como “alas de murciélago“.

Esta situación puede verse agravada tras importantes pérdidas de peso o tras someterse a una cirugía bariátrica. Hay que remarcar que, si se pierde mucho peso, la piel puede no tener suficiente elasticidad como para volver a su sitio.

¿En qué consiste el levantamiento de brazos o braquioplastia?

El levantamiento de brazos, al que se conoce técnicamente como braquioplastia, elimina el exceso de piel flácida, las arrugas y la grasa que se extiende desde el codo hasta la axila.

Con la braquioplastia se tensa la cara interna del brazo, embelleciendo su aspecto y recuperando su firmeza natural.

Habitualmente, el cirujano extrae un poco de grasa y un segmento elíptico de piel de la parte interna brazo. Si existe un exceso de piel abundante, el cirujano puede extraer también un poco de piel desde la parte superior del brazo hacia el área de la axila y, posiblemente, esta extracción se extienda hasta el pecho.

El levantamiento de brazos se realiza en quirófano bajo anestesia general. El procedimiento dura de dos a tres horas. Es necesario el ingreso hospitalario la primera noche.

Se pueden aplicar apósitos o vendajes en las incisiones tras la intervención, así como pequeños tubos para drenar cualquier exceso de fluidos o sangre. En caso de molestias, el cirujano prescribirá analgésicos.

El paciente puede empezar a mover los brazos sin levantar cosas que pesen a partir del segundo día. Es necesario llevar una prenda de compresión para ayudar a controlar la hinchazón durante un período aproximado de 1 mes.

¿Qué se consigue con la braquioplastia?

  • Mejorar el contorno corporal.
  • Eliminar la piel descolgada de los brazos.
  • Recuperarla firmeza natural de los brazos.
  • Reducir el volumen de los brazos.
  • Mejorar la movilidad de los brazos
  • Mejorar los aspectos higiénicos en la zona.
  • Eliminar las molestas rozaduras de la piel.
  • Mejorar la autoestima del paciente que puede empezar a usar determinadas prendas de vestir.

¿Por qué la liposucción no es la solución para el problema?

La liposucción por sí misma no es la mejor opción para tratar el exceso de piel y grasa. Cuando se elimina la grasa subyacente, el exceso de piel permanece. Tan solo funciona en pacientes con exceso de grasa y cuya piel todavía está relativamente tensa.

En los casos en que elasticidad de la piel es pobre, la solución adecuada es combinar la liposucción y el lifting de brazos.

Saber más sobre el lifting de brazos en www.drpuig.com/braquioplastia/
Dr. Julio Puig en Masquemedicos

Dr. Julio Puig

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.