Reducción de pecho: una intervención “feliz”

“Me resultaba imposible encontrar un sujetador deportivo de mi talla”

“Cuando practicaba cualquier deporte sentía que todos me miraban”

“Sufrí dolor de espalda y cuello desde mi adolescencia”

“Nunca me puse un bikini y era reacia a ponerme ropa ajustada”

“Odiaba mis pechos. Intenté hacer dieta para reducir su tamaño pero el remedio fue peor que la enfermedad: mis senos se veían aún más grandes”

“Me he pasado toda la vida tratando de disimular el tamaño de mis pechos”

“Cuando era más joven recibía todo tipo de comentarios por parte de los hombres debido al tamaño de mis pechos”

“Adoptaba posturas corporales antinaturales para esconder mis pechos, lo que afectó a mi espalda”

“Tener que soportar tanto peso me estaba afectando física y psicológicamente. No era feliz y me sentía incómoda”

Esta es solo una pequeña muestras de las confesiones que nos han ido transmitiendo nuestras pacientes a lo largo de las años con respecto al tamaño de su pecho.

La reducción de pecho, técnicamente conocida como mamoplastia de reducción, es la intervención quirúrgica destinada a reducir el tamaño y remodelar la forma del pecho de la mujer.

Muchos cirujanos plásticos se refieren a esta intervención como una “cirugía feliz”, ya que cuenta con una de las tasas más altas de satisfacción dentro del campo de la cirugía plástica.

¿Quiénes son las candidatas ideales para la mamoplastia de reducción?

La intervención de reducción mamaria solo debe realizarse cuando el pecho ha terminado de desarrollarse completamente; no debe intervenirse antes, ya que podría ser necesaria una cirugía adicional para solventar problemas derivados.

También es fundamental que la paciente muestre madurez psicológica para aceptar el cambio, y que cuente con expectativas realistas sobre lo que puede obtener con la cirugía.

Las mujeres que deciden someterse a este intervención lo hacen por distintas razones:

  • Pacientes que presentan molestias físicas como dolor de espalda, de hombros…
  • Mujeres que presentan irritaciones en la piel, erosiones en el surco submamario por el roce y el sudor… además de molestas improntas causadas por el tirante del sujetador.
  • Mujeres que desean cambiar su contorno corporal por razones estéticas.
  • Mujeres con problemas a la hora de respirar profundamente.
  • Pacientes con problemas emocionales y de autoestima.
  • Mujeres que ven limitada su capacidad a la hora de realizar ejercicio físico.
  • Mujeres que se sienten incómodas en sus relaciones personales debido al tamaño de su pecho.

¿Cómo es la intervención?

La técnica empleada varía en función de la morfología y las características físicas de cada paciente.

Antes de determinar el modo de abordaje el cirujano debe evaluar el estado de salud de la mujer, la forma y el volumen de su pecho, su anatomía, la calidad de su piel…

  • La reducción se realiza bajo anestesia general y suele prolongarse durante dos horas.
  • Tras la intervención, y en función de la evolución de la paciente, será necesario un ingreso hospitalario de 24 horas.

Para poder llevar a cabo la intervención se realiza una incisión en forma de T – con una línea vertical hacia abajo desde la areola y una línea horizontal en el surco que hay debajo de la mama – que es prácticamente imperceptible para el ojo humano.

A partir de esta incisión se extirpa el exceso de piel, grasa y tejido mamario y se recoloca la areola y el pezón en su nueva posición; en algunos casos se puede complementar la reducción de pecho con una liposucción.

La areola no pierde sensibilidad ya que se mantiene unida a los vasos sanguíneos y a los nervios; aunque, si el volumen a retirar es muy grande, si que es necesario separar completamente la areola para ubicarla en una nueva posición, lo que puede provocar que se pierda cierta sensibilidad.

Tras la intervención la paciente deberá llevar durante los 2/3 primeros días un vendaje compresivo para fijar el pecho a su nueva posición. Tras su retirada se sustituirá por un sujetador deportivo, que habrá que llevar durante dos semanas.

Dr. Julio Puig: especialista en reducción de pecho en Valencia y Gandia
Dr. Julio Puig en Masquemedicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *