Señales de alerta de los problemas de visión en la infancia

5/5 - (1 voto)

Los problemas de visión en la infancia son una de las principales causas de los problemas de aprendizaje y bajo rendimiento escolar en los niños. Es importante estar atentos a las señales que pueden indicar que existe un problema de visión.

Corregir estos problemas de la vista con gafas mejorará su visión, y ayudará a mejorar también su aprendizaje. Además se evitarán otros problemas como malas posturas y dolores de cabeza.

Señales que pueden indicar un problema de visión en los niños

Puede ocurrir que el niño no se queje de que ve mal. Esto puede pasar porque el niño siempre haya tenido una dificultad visual y no es consciente de que puede ver mejor, o porque es muy pequeño para comunicar su problema.

Para detectar anomalías en la visión de los niños, es necesario observar su actitud ante actividades cotidianas. Por ejemplo, si el niño adopta posturas forzadas para leer, escribir o ver la tv, o si se aleja o acerca mucho del libro para leer. También pueden fruncir el ceño o seguir con el dedo la línea de lo que están leyendo.

Otros síntomas puede ser que el niño entrecierre los ojos cuando tiene que mirar de lejos, que no enfoque la mirada en lo que se le señala.

Otras señales que pueden indicar problemas de visión en la infancia es el enrojecimiento de los ojos, ojos secos, parpadeo muy frecuente, bizqueo, dolores de cabeza, o visión borrosa.

También se debe estar atento si el niño presenta dificultades de concentración o cansancio al leer o dibujar.

Los niños con problemas de visión tienden a no participar en las actividades deportivas que requieren agudeza visual o puntería. También pueden tener una baja comprensión lectora.

Síntomas de los problemas visuales más frecuentes en la infancia

La detección precoz de los problemas de la vista en los niños, puede retrasar o evitar muchas enfermedades oculares en la edad adulta. Algunos comportamientos pueden alertarnos de la presencia de problema oculares comunes:

  • Ojo vago: dolor de cabeza, cerrar o entornar los ojos, picor o enrojecimiento, frotarse los ojos, acercarse mucho al papel al dibujar o leer, desviar un ojo. Cuando ya ha aprendido a leer se salta palabras o confunde letras.
  • Estrabismo: aparecen síntomas como visión doble, mala alineación de los ojos, problemas para leer, fatiga visual, inclinar la cabeza para ver puntos concretos, cerrar un ojo para enfocar, guiña los ojos o se los frota habitualmente.
  • Miopía: aparece a menudo alrededor de los 6 años con síntomas como: Entornar los ojos para enfocar a larga distancia, confundir personas que están a una distancia más o menos lejana, ver la tv o la pantalla del ordenador muy de cerca, entrecerrar los ojos para enfocar. Los niños con miopía sin corregir, al no ver bien de lejos, suelen mostrarse retraídos.
  • Hipermetropía: manifiesta síntomas como dolor de cabeza al realizar actividades que requieren ver de cerca, cansancio ocular tras estas actividades, enrojecimiento de los ojos, entrecerrar los ojos para enfocar, estrabismo. Los niños con hipermetropía no tratada pueden desarrollar actitudes similares a las de los niños hiperactivos, ya que al no ver bien de cerca, les es más difícil concentrarse en actividades que requieren una atención continuada y una buena visión cercana.
  • Astigmatismo: algunos síntomas pueden ser dolor de cabeza, fatiga visual, visión borrosa a cualquier distancia.
  • Traumatismos oculares: Cuando el niño haya recibido algún golpe en esta zona es importante acudir al oftalmólogo para evitar consecuencias graves.

Otras señales que pueden indicar problemas de visión en los niños son el mal rendimiento escolar y la dificultad para prestar atención y concentrarse. También pueden serlo la aparición de manchas blanquecinas en la pupila, presentar molestias frente a la luz, posicionar la cabeza de una forma no natural para enfocar o tener problemas para distinguir colores.

Cuándo se debe revisar la vista en menores

Se recomienda llevar a los niños por primera vez al oftalmólogo a los 6 meses de edad, si todo va bien, se debe repetir a los 3 años, que es cuando comienza la etapa escolar. Muchos padres se sorprenden cuando al volver a clases los niños presentar problemas de visión.

Con los nuevos hábitos tecnológicos que implican el uso continuado de pantallas, la vista se ve afectada. Es importante realizar una revisión de la salud visual infantil no sólo antes de volver al cole, sino con carácter trimestral. Para evitar problemas derivados de una mala visión, tales como bajada del rendimiento escolar, dolores de cabeza, cansancio, irritabilidad y cambios de comportamiento, sensación de inferioridad, rechazo a los estudios.

El sistema visual de los niños se desarrolla hasta los 7 u 8 años, por esta razón es importante hacer un seguimiento de la salud ocular durante la infancia. Con el fin de diagnosticar y corregir a tiempo cualquier problema que afecta al correcto desarrollo de su visión.

En IOTT miden y evalúan la agudeza visual de los niños, detectando problemas refractivos o cualquier otra patología como estrabismo u ojo vago. El consejo es que los padres acudan a consulta oftalmológica con sus hijos para realizarles una primera evaluación y así cuidar su salud ocular.

Instituto Oftalmológico Tres Torres

Instituto Oftalmológico Tres Torres en Masquemedicos

Instituto Oftalmológico Tres Torres
Últimas entradas de Instituto Oftalmológico Tres Torres (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.