Tratamiento del ojo seco con Luz Pulsada Intensa y Luz Modulada

5/5 - (2 votos)

Para el tratamiento del ojo seco existen dos técnicas innovadoras que ofrecen excelentes resultados: Luz Pulsada Intensa (IPL), y Luz Modulada (LLLT).

El síndrome de ojo seco hace referencia a una alteración que afecta la superficie ocular, es decir, córnea, conjuntiva, glándulas de meibomio, párpados e inervación, con la consecuente alteración de la lágrima.

Esta enfermedad puede provocar desde una leve molestia en los ojos hasta una sensación de sequedad extrema, picor, visión borrosa, ardor, enrojecimiento, sensación de arenilla, fotofobia, cansancio ocular, halos en torno a los focos luminosos, aparición de orzuelos y/o chalaziones e incluso, paradójicamente en ciertos casos lagrimeo.

La disfunción de las glándulas de Meibomio se caracteriza por una obstrucción de los conductos de salida. Asociado a una alteración en la calidad y cantidad de secreción de grasa de estas glándulas. La consecuencia es una inestabilidad de la capa lagrimal, la córnea queda desprotegida y aparecen los síntomas descritos.

Tratamiento del ojo seco con luz pulsada intensa

Se trata de una luz policromática, que mediante pulsos térmicos, logra estimular las glándulas de meibomio, reanudando su función normal.

Al aplicar este tratamiento en la zona periorbital y el pómulo, se estimula la contracción de las glándulas aumentando el flujo de lípidos y disminuyendo la evaporación de la lágrima.

Tratamiento del ojo seco con luz modulada

Es una tecnología exclusiva de fotobiomodulación (PBM). Se emite una longitud de onda determinada de una fuente de luz, que produce un calentamiento de los párpados.

Este tratamiento facilita la secreción de las glándulas de meibomio, estabilizando la capa lipídica de la lágrima.

Beneficios de estos tratamientos

La terapia que combina IPL y LLLT, para tratar el ojo seco asociado a la disfunción de las glándulas de meibomio es una alternativa muy eficaz que produce una mejoría de los síntomas que padecen los pacientes.

Este tratamiento ofrece una mejoría de la frecuencia e intensidad de dichos síntomas, influyendo de forma positiva en la mejora de su calidad de vida.

Recuperación tras el tratamiento

Este tratamiento no suele producir dolor ni durante ni después de realizarlo. Además, la recuperación es rápida, logrando una notoria mejoría desde la segunda sesión.

Las sesiones del tratamiento para el ojo seco con IPL y LLLT son de corta duración, cómodas y amenas.

Las complicaciones post-tratamiento son muy poco frecuentes y en la mayoría de los casos transitorias.

La terapia IPL y LLLT se lleva a cabo para estimular las glándulas y restablecer su funcionamiento normal, mejorando la calidad de vida del paciente. Este tratamiento debe ser realizado por profesionales de la oftalmología.

Instituto Oftalmológico de Talavera

Instituto Oftalmológico de Talavera en Masquemedicos

Instituto Oftalmológico de Talavera
Últimas entradas de Instituto Oftalmológico de Talavera (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.