Aprendiendo Neurociencia

Cuando salgamos de aquí no seremos los mismos” son palabras de Antonio Roy Calvo, presidente de la Asociación Española de Comunicación Científica en la inauguración de la Jornada Formativa Comunicar la Neurociencia celebrada en Zaragoza el miércoles 3 de octubre.

Un punto de encuentro entre los científicos y los periodistas, entre la ciencia y la divulgación en la antigua facultad de Medicina (hoy Aula Magna del Paraninfo de la Universidad de Zaragoza), en el lugar donde un día estudió Santiago Ramón y Cajal. Un foro para la exposición de ideas, para la conversación, para el debate, para el entretenimiento, también, y para aprender. Porque es cierto que, como se dijo allí, el conocimiento y la divulgación científica forman parte del ciudadano moderno.

Jornadas Comunicar la Neurociencia

Dicen que la neurociencia es la mejor forma de conocerse a sí mismo y que todos tenemos dentro un neurocientífico porque todos creemos conocernos a nosotros mismos. Cuántas veces nos hemos preguntado por el funcionamiento de nuestro cerebro, por los recuerdos, por qué cometemos lapsus, cómo tomamos decisiones, cuánto tiempo transcurre desde que se forma el pensamiento hasta se transforma en palabras… y muchas otras preguntas que nos ayuden a responder a la pregunta de “qué pasa por nuestras cabezas”.

He aquí algunos datos curiosos sobre nuestro cerebro y nuestra mente:

  • Si colocáramos todas las neuronas de un cerebro humano adulto (100.000 millones) en fila india, ocuparían aproximadamente 1.000 kilómetros.
  • Hacer ejercicio regularmente aumenta en las neuronas el número de mitocondrias, las organelas encargadas de suministrar energía a las células. Y estimula la neurogénesis.
  • Las personas que se distraen con una mosca y apenas consiguen mantener la atención en una sola cosa pueden echarle la culpa a un grupo de neuronas del lóbulo parietal superior.
  • Mientras estamos despiertos nuestro cerebro consume una cantidad de electricidad equivalente a la que se necesitaría para iluminar una bombilla de bajo voltaje (25 vatios).
  • El cerebro no procesa imágenes. El cerebro sabe qué son mapas de actividad no sabe qué son imágenes.
  • El cerebro es tremendamente lento, vamos utilizando información que ya hemos procesado.
  • La mente es un conjunto de procesos cerebrales: emocionarse, pensar, hablar… Es un sistema funcional que da sentido a nuestra vida.
  • La mente es al cerebro lo que el movimiento es a la rueda.

Y en un encuentro entre científicos y periodistas no podía faltar el debate: los periodistas no transmiten bien o los científicos no comunican bien lo que hacen. Más allá de este tópico, lo cierto es que lo que parece una mezcla poco aconsejable es la del titular que solo busca llamar la atención y la del científico con un ego excesivo, porque al final la información que recibe el ciudadano no se ajusta a la realidad, a la verdad y eso genera un daño que traspasa el “momento de gloria” tanto del periodista como del científico.

Comunicar la Neurociencia traspasó esta disciplina y se habló de la ciencia en su más amplio sentido, la que busca el conocimiento más allá de un sentido utilitarista. Y en tiempos que no parece que sean demasiados buenos para los científicos, se recordó el problema de la ciencia para desarrollarse, sometida a la financiación y a los campos en los que se les permite trabajar.

Hoy más que nunca, la ciencia interesa al ciudadano. Claro que hay interés por ella y por todo la información que se genera en esta área, pero aún así queda mucho camino por recorrer. La divulgación de la ciencia empieza en la escuela, donde se debe enseñar a pensar. Así se puso de manifiesto en la jornada dedicada a la neurociencia y también que para lograr despertar el interés hay que ser capaces de transmitir emociones. Primero motivar para que, después, sea más fácil adquirir conceptos y conocimiento.

El encuentro entre la neurociencia y la divulgación incluyó también un taller de gimnasia cerebral, haikus divulgativos o la creación colectiva de un cerebro gigante de origami.

Puedes leer más sobre ello, aquí. http://www.aecomunicacioncientifica.org/es/la-asociacion/118270-haikus-origami-y-neurociencia-en-zaragoza.html

Por Melania Bentué (Estrategias de Comunicación)

Blog de de Zoe (Blog de la autora)

Melania Bentué

Melania Bentué

Más de 15 años trabajando para informar, primero desde los medios de comunicación y después desde diferentes gabinetes de comunicación. Ahora, estoy al frente de mi propio proyecto profesional a través de Estrategias de Comunicación en el ámbito de la empresa, de la salud, social media y gestión de contenidos online y offline.
Melania Bentué

Melania Bentué

Más de 15 años trabajando para informar, primero desde los medios de comunicación y después desde diferentes gabinetes de comunicación. Ahora, estoy al frente de mi propio proyecto profesional a través de Estrategias de Comunicación en el ámbito de la empresa, de la salud, social media y gestión de contenidos online y offline.

Un comentario sobre “Aprendiendo Neurociencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *