Braquioplastia-Lifting de Brazos. Elimina la piel descolgada y exceso de grasa de tus brazos

La piel de los brazos también sufre como consecuencia del envejecimiento de los tejidos y de los cambios bruscos de peso.

Por poner un ejemplo gráfico: cuando una persona aumenta mucho de peso su piel se estira lentamente y, cuando se produce una disminución de ese peso, es posible que la piel no tenga la elasticidad suficiente como para volver a su lugar habitual, generando pliegues y un exceso de la piel que se encuentra debajo del brazo.

La braquioplastia o lifting de brazos es una cirugía del contorno corporal, dirigida a mejorar la forma y la tersura de los brazos mediante la eliminación del exceso de piel y de tejido.

A grandes rasgos la intervención se encarga de eliminar la grasa y el exceso de piel que se ha acumulado en Los brazos, elevando el tejido descolgado.

La braquioplastia se realiza –a menudo- a continuación, o como complemento de los distintos tratamientos y procedimientos de cirugía bariátrica como el by-pass gástrico, balón gástrico…, cuya finalidad es bajar de peso.

La mayoría de las personas que se han sometido a una cirugía de este tipo están interesadas en una cirugía que remodele el contorno de su cuerpo y permita optimizar los resultados obtenidos.

Y es que, el exceso de tejido en los brazos, además de los problemas estéticos, puede causar malestar general, inflamación y erupción cutánea, infecciones, problemas de higiene en esta zona, baja autoestima

¿En qué consiste la braquioplastia?

La intervención se realiza bajo anestesia local con sedación y se prolonga durante dos horas.

Para eliminar ese exceso de piel y grasa y acabar con la flacidez de los brazos, se realiza una incisión en la parte interna o posterior del brazo a partir de la que se eliminarán los pliegues adicionales de la piel y la grasa.

Esta incisión irá desde la axila hasta el codo, o puede descender parcialmente hacia el pecho. La cicatriz resultante será poco visible ya que se localiza en una zona bastante escondida como es la parte interna del brazo.

Una vez completado el procedimiento el cirujano sutura la incisión obteniendo un contorno más suave y mejorando el tono muscular en la parte superior del brazo.

En ocasiones, el cirujano extrae tejido adicional en el costado del pecho.

También se puede complementar el procedimiento con una liposucción del área para ayudar a mejorar el contorno corporal.

¿Cómo es la recuperación del lifting braquial?

La intervención precisa de un día de ingreso en el hospital, aunque hay pacientes que pueden irse a casa el mismo día de la cirugía.

Los resultados de la braquioplastia son inmediatos y perdurarán mientras el paciente mantenga un peso estable y unos hábitos saludables.

La recuperación se prolonga durante unos 15 días. El postoperatorio no es doloroso, aunque si un poco molesto los primeros días.

El cirujano recetará analgésicos para el dolor y probablemente un antibiótico para evitar cualquier tipo de infección.

Se recomienda reposo relativo durante unos días antes de volver a la rutina y la vida laboral.

No se debe ejercer demasiada presión sobre las incisiones mientras estas cicatrizan. Hasta la cuarta semana después de la cirugía no se recomienda retomar la actividad física.

El paciente deberá llevar una manga compresiva en los brazos por un 1 mes para evitar la inflamación, edema y/o acúmulo de fluidos.

Saber más sobre la braquioplastia en www.doctorantolin.com/braquioplastia/
Dr. Pedro Antolín en Masquemedicos

 

Dr. Pedro Antolín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *