Cómo evitar los problemas visuales causados por el uso de pantallas en los niños

5 (100%) 1 vote[s]

Cada vez son más los niños que sufren miopía y otros problemas visuales, desde edades muy tempranas. La exposición de manera inadecuada y por un tiempo prolongado a las pantallas de los dispositivos que ya son parte de nuestra vida diaria, es la causa principal de este problema en los más pequeños.

Los niños e incluso los bebés, suelen ver dibujos animados en las tablets y móviles, esto puede afectar no solo a su desarrollo visual, sino también al de la columna vertebral y de la musculatura de las manos. Se han observado casos de niños entre 24 y 48 meses que ya sufren de estos problemas, a causa del uso de pantallas de reproductores dvd en el coche. El problema no es sólo la pantalla, sino la posición elevada en la que se encuentra, que obliga al niño a mirar hacia arriba, aumentando el esfuerzo visual que requiere y favoreciendo la aparición de la fatiga. Así lo indica el Dr. Gonzalo Bernabéu Arias, jefe del Servicio de Oftalmología de HM Vallés.

Además el uso constante de estas pantallas, el exceso de uso de la visión cercana durante el día y la falta de luz natural, hace que el número de niños que padecen miopía sea cada vez más alto. No es inusual encontrar actualmente niños miopes con 5 o 6 años de edad.

Los pequeños empiezas a hacer uso de estas pantallas normalmente antes de cumplir su primer año de vida. Y el tiempo diario de exposición a ellas aumenta según va creciendo.

Es importante recordar que en los niños que sufren miopía, estos hábitos favorecen su progresión. También pueden aparecer otras consecuencias como ojo vago o sequedad ocular.

Prevención de los daños en la vista causados por el uso inadecuado de pantallas

Para prevenir la aparición de estos problemas visuales, se debe hacer un uso racional y responsable de las pantallas, evitando excesos. Además debe realizarse en lugares bien iluminados, preferiblemente con luz natural. Recomienda el Dr. Bernabéu Arias. Además es necesario tener en cuenta otros factores como el tamaño de la pantalla o la calidad de la imagen, ya que también afectan la vista del niño favoreciendo a la aparición de la fatiga visual.

Detección de los problemas de visión en los niños

La recomendación general es que se realice una primera revisión ocular a los 5 o 6 años de edad. Pero hay que tener en cuenta algunos síntomas que indican la necesidad de acudir al oftalmólogo en cualquier momento, independientemente de la edad del niño.​

  • El niño se acerca demasiado a la pantalla.
  • La posición que mantiene para ver la pantalla es inadecuada.
  • Se frota los ojos.
  • Guiña un ojo cuando ve la pantalla.
  • Los ojos del niño no están rectos.
  • Los profesores indican que el niño tiene un bajo rendimiento en el colegio.

Problemas en la postura de los niños

El uso de las nuevas tecnologías favorecen la adopción de posturas incorrectas durante largos períodos de tiempo. Las pantallas tienden a mirarse con la cabeza gacha y los hombros hacia adelante, lo que produce desequilibrios musculares que favorecen a la aparición de contracturas. Así lo indican el Prof. Pablo Palacios Cabezas, jefe de equipo de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Universitario HM Sanchinarro, y el Dr. Pablo Crespo Hernández, médico especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología del mismo hospital.

Mantener una postura correcta durante el uso de estos dispositivos es primordial. Cuando los niños utilicen la tablet, esta debe estar sobre una mesa y el niño sentado frente a ella a una altura y distancia adecuados para poder interactuar con ella sin necesidad de encorvar el cuerpo.

En el caso de los smartphones, los antebrazos del niño deben estar apoyados en una superficie que brinde estabilidad, evitando así la sobrecarga de hombros y cuellos.

Problemas visuales en los adolescentes

Para desarrollar estos trastornos visuales, no hay una edad específica, pero en la adolescencia existe un pico de incidencia, que puede estar relacionado con un mayor acceso a los dispositivos tecnológicos, además de una disminución en el control por parte de los padres de la cantidad de tiempo que sus hijos dedican al uso de estas tecnologías. Además el esqueleto de los adolescentes tiene un mayor riesgo de sufrir alteraciones, ya que en estas edades se encuentra en una etapa de desarrollo acelerado.

Durante la adolescencia los motivos más comunes de consulta son los dolores musculares en la columna, en su mayoría en las zonas cervicales y lumbares, así como en la cintura escapular. En la mayoría de los casos se trata de simples contracturas, pero las malas posturas, sumadas otros problemas causados por las largas exposiciones a las pantallas, tales como el sedentarismo y la obesidad, pueden favorecer a la cronificación del problema, provocando incluso que este se mantenga a lo largo de su vida adulta.

Es importante vigilar el uso que hacen los niños y adolescentes de las pantallas, tanto en la postura como en el tiempo de exposición, con el fin de evitar daños irreversibles en su salud.

HM Hospitales Unidad de Cirugía Refractiva

HM Hospitales Unidad de Cirugía Refractiva en Masquemedicos

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *