Lifting, hilos tensores y rellenos dérmicos: Combate el envejecimiento facial

5 (100%) 2 votes

A medida que las personas vamos envejeciendo nuestra piel pierde la tersura, la firmeza, el volumen y la elasticidad de antaño.

El deterioro y la pérdida de volumen facial se produce en las tres capas de la piel: en la hipodermis o tejido subcutáneo se pierde volumen debido a la escasez de células grasas, en la dermis, que funciona como capa media de la piel, se pierde firmeza por la falta de colágeno, y en la epidermis o nivel superficial se nota la falta de tersura e hidratación debido a la escasa producción de ácido hialurónico.

Todo esto provoca que aparezcan tanto las arrugas como la flacidez facial. Las zonas del rostro que, generalmente, se ven más afectadas suelen ser las mejillas, las cejas, la frente, la piel que se encuentra alrededor de los ojos y el cuello.

Hasta hace unos años el lifting facial era la única técnica que empleaban los cirujanos plásticos para tratar de rejuvenecer el rostro de los pacientes. Pero debido a los avances tecnológicos y a la demanda, cada vez mayor, de tratamientos poco invasivos, han ido desarrollándose técnicas de rejuvenecimiento del rostro sin necesidad de cirugía entre las que destacan los hilos tensores y los rellenos dérmicos.

¿En qué consiste el lifting facial?

El lifting facial, conocido técnicamente como “ritidectomía”, es una intervención de cirugía plástica que permite eliminar las arrugas y la flacidez facial mediante el retensado de los músculos de la cara y del cuello y la eliminación de la piel sobrante.

Las incisiones necesarias para la operación se realizan por la zona del cuero cabelludo. Las cicatrices desaparecen completamente con el paso del tiempo. La intervención se realiza bajo anestesia general, suele durar entre 2-3 horas, y exige ingreso hospitalario de 24 horas. Se aconseja al paciente un reposo relativo durante la primera semana.

Debe tenerse en cuenta que, durante los primeros días y de forma temporal, el paciente puede tener sensación de tirantez y adormecimiento en ciertas zonas de la cara.

Pasada una semana, cuando va disminuyendo la inflamación, el paciente empezará a apreciar los primeros resultados de la intervención, siendo estos muy evidentes a partir de la 3ª semana. Un lifting bien realizado no debe modificar o alterar los rasgos faciales del paciente.

¿Qué son los hilos tensores?

Los hilos tensores son suturas diseñadas para implantarse en la parte profunda de la piel, es decir, en los tejidos hipodérmicos.

Se colocan en la trama del tejido conjuntivo, elevando y reposicionando las áreas que presentan un aspecto caído con el objetivo de restaurar los contornos en estas estructuras faciales.

Se trata de un método poco invasivo, sencillo de ejecutar y muy eficaz cuya recuperación es inmediata. Únicamente se emplea un anestésico local y no deja marcas ni cicatrices. Además, pueden insertarse más hilos en el momento en que lo desee el paciente.

Los hilos tensores no suelen ser efectivos en pacientes mayores que presentan un alto grado de flacidez facial o un gran sobrante cutáneo.

¿En qué consisten los rellenos dérmicos?

Los rellenos faciales se emplean para restaurar el volumen en todo tipo de depresiones cutáneas: arrugas, pliegues o cicatrices.

El relleno con ácido hialurónico es uno de los más comunes. Se trata de una sustancia que se encuentra en el cuerpo humano de forma natural y que ayuda a hidratar y a dar volumen a la piel. Se aplica mediante micro-inyecciones en la zona a tratar. Permite reponer el ácido hialurónico perdido, además de remodelar formas, devolver el volumen en diferentes áreas y rellenar surcos y arrugas.

Por su parte la toxina botulínica (Botox) actúa directamente sobre los músculos, permitiendo reducir el movimiento muscular, atenuando las denominadas arrugas dinámicas. Se trata de un tratamiento que es mucho más efectivo cuando se emplea preventivamente que cuando se utiliza de manera rectificadora.

El Botox no es peligroso para la salud del paciente ya que la concentración de la toxina que se emplea en las inyecciones es muy baja y totalmente inofensiva. Contrariamente a lo que se piensa la distorsión de las expresiones faciales, es rara y suele ser causada por una dosis excesiva o por la utilización del fármaco en el área equivocada.

Dr. Julio Puig: especialista en Lifting facial e Hilos tensores en Masquemedicos

Dr. Julio Puig

Dr. Julio Puig

Dr. Julio Puig, Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valencia. Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética por la Ciudad Sanitaria de Bellvitge de Barcelona.
Dr. Julio Puig

Artículos relacionados

Dr. Julio Puig

Dr. Julio Puig, Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valencia. Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética por la Ciudad Sanitaria de Bellvitge de Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *