Ginecología

Menopausia y osteoporosis: ¿cómo prevenir la pérdida ósea?

5/5 - (2 votos)

La menopausia y la osteoporosis están estrechamente relacionadas debido a los cambios hormonales que ocurren durante esta etapa de la vida de la mujer. Las mujeres producen menos estrógenos después de la menopausia, lo que puede provocar una pérdida ósea rápida en los primeros años después de la menopausia. Esta pérdida ósea puede aumentar el riesgo de osteoporosis y fracturas.

La menopausia es el proceso natural por el que atraviesan todas las mujeres cuando dejan de tener sus períodos menstruales y ya no pueden quedar embarazadas. Suele ocurrir entre los 45 y los 55 años. La osteoporosis es una enfermedad que debilita los huesos y los hace más propensos a fracturarse. Es más común en mujeres que en hombres, especialmente después de la menopausia.

Fases del climaterio

El climaterio es el período de transición en la vida de una mujer que marca el final de su capacidad reproductiva y abarca el tiempo antes, durante y después de la menopausia. Este proceso suele ocurrir entre los 45 y 55 años, aunque puede variar. El climaterio incluye varias fases, cada una con características específicas.

  • Perimenopausia: también conocida como transición menopáusica, es el período durante el cual el cuerpo comienza a hacer la transición a la menopausia. Puede durar de 4 a 10 años. Los períodos pueden ser más cortos o más largos, más ligeros o más abundantes, y a veces se saltan por completo. Los síntomas son aumento de los sofocos, sudores nocturnos, insomnio, cambios de humor, sequedad vaginal, disminución de la libido, y pérdida de masa ósea. Los niveles de estrógeno fluctúan considerablemente, lo que provoca muchos de los síntomas asociados.
  • Menopausia: es el punto en el cual una mujer no ha tenido un período menstrual durante 12 meses consecutivos. Generalmente ocurre alrededor de los 51 años. Se caracteriza por el fin de la menstruación: no se producen más períodos menstruales. Los síntomas son la continuación o intensificación de los síntomas experimentados durante la perimenopausia debido a los niveles bajos de estrógeno. Se diagnostica retrospectivamente después de 12 meses sin menstruación.
  • Postmenopausia: es el período después de la menopausia. Desde el primer aniversario de la menopausia y continúa por el resto de la vida. Los síntomas menopáusicos, como los sofocos y los sudores nocturnos, pueden continuar pero generalmente disminuyen con el tiempo. Aumenta del riesgo de osteoporosis, enfermedades cardiovasculares y cambios en la salud vaginal y urinaria debido a la baja producción de estrógeno. 

Impacto del estrógeno en los huesos

El estrógeno juega un papel crucial en la protección de los huesos al inhibir la resorción ósea (el proceso mediante el cual los huesos se descomponen y se reabsorben en el cuerpo).

  • Antes de la menopausia: los niveles adecuados de estrógeno ayudan a mantener el equilibrio entre la resorción ósea y la formación ósea.
  • Después de la menopausia: la disminución de los niveles de estrógeno acelera la resorción ósea, lo que puede llevar a una pérdida rápida de masa ósea y aumentar el riesgo de osteoporosis.

Prevención y tratamiento de la osteoporosis en la menopausia

No existe cura para la osteoporosis, pero hay tratamientos que pueden ayudar a fortalecer los huesos y reducir el riesgo de fracturas. La prevención durante la menopausia es por ello muy importante para mantener la salud ósea y reducir el riesgo de fracturas. Aquí te presentamos algunas estrategias y opciones disponibles:

  • Terapia hormonal (TH): puede ayudar a aliviar los síntomas de la menopausia y reducir el riesgo de osteoporosis, aunque no es adecuada para todas las mujeres debido a posibles efectos secundarios.
  • Medicación: existen medicamentos no hormonales que pueden ayudar a aliviar los síntomas.
  • Suplementos de calcio y vitamina D: ayudan a mantener la salud ósea.
  • Ejercicio físico: actividades de carga como caminar, correr y levantar pesas fortalecen los huesos.
  • Medicamentos para la osteoporosis: bifosfonatos, calcitonina, moduladores selectivos de los receptores de estrógeno (SERMs), entre otros, que pueden ayudar a prevenir y tratar la osteoporosis.
  • Estilo de vida: evitar el tabaco y el consumo excesivo de alcohol.

Es importante que las mujeres que están entrando en la menopausia se informen sobre el riesgo de osteoporosis y tomen medidas preventivas para mantener su salud ósea. Consultar a un ginecólogo para establecer un plan adecuado a cada caso es crucial para afrontar los cambios hormonales de esa etapa de la vida.

Clínica Mencía

Clínica Mencía en Masquemedicos

Clínica Mencía

Clínica Mencía

clínica cuenta con innovadoras instalaciones en el ámbito de la reproducción asistida, como es Embryoscope, laboratorios, quirófanos, banco de óvulos, semen y embriones. Se realizan todos los tratamientos existentes en la actualidad: Inseminación Artificial, Fecundación in Vitro, Criopreservación de gametos (semen y ovocitos), con gametos propios o donados.

Un comentario en «Menopausia y osteoporosis: ¿cómo prevenir la pérdida ósea?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *