Microneedling : mejora el aspecto de tu piel

4.7/5 - (3 votos)

Cuando hablamos de microneedling nos estamos refiriendo a una técnica mínimamente invasiva que, a partir de un gran número de microagujas, aplica directamente sobre las capas internas de la piel un producto con propiedades específicas a una profundidad previamente establecida (varía en función del tipo de tratamiento).

Beneficios del microneedling

Con la técnica del microneedling conseguimos:

  • Mejorar el tono, la textura y la firmeza de la piel.
  • Disminuir el aspecto de las líneas de expresión.
  • Atenuar las arrugas gracias a la estimulación del colágeno y la elastina.
  • Atenuar las hiperpigmentaciones.
  • Mejorar las cicatrices provocadas por el acné al activar los procesos de regeneración naturales de la piel.
  • Mejorar la hidratación de la piel.
  • Regular la secreción de grasa.
  • Regenerar cicatrices quirúrgicas.

¿En qué consiste el microneedling?

Estas microagujas generan microcanales de 0,5 a 2,5 mm de profundidad por los que circula el producto aplicado.

Además, al realizar estas punciones se producen pequeñas lesiones en la piel -sin llegar a provocar daños reales- que activan el proceso de cicatrización y curación del organismo, lo que estimula la producción de colágeno y elastina.

Al conseguir que se produzca un proceso de cicatrización sin herida (microsangrado), también se consigue la renovación de la piel, la movilización de plaquetas a la zona tratada y la liberación de factores de crecimiento.

Es importante remarcar que cuando la piel se regenera se consigue que los nutrientes de otros tratamientos faciales como pueden ser los aceites, los serums o las cremas hidratantes se absorban mejor.

El producto que se aplica con la técnica de microneedling no es único, se adapta en función de las necesidades del paciente y del problema a tratar. Suele contener ácido hialurónico, vitamina C, aminoácidos, diferentes principios activos de efecto antiedad…

El microneedling es prácticamente indoloro (no requiere de anestesia), tan solo puede generar alguna incomodidad y/o molestia mínima en el paciente, pero sin causar alteraciones graves en la piel.

Para que el resultado sea el esperado son necesarias de 3 a 5 sesiones con intervalos de una a dos semanas. Los resultados tienen efectos acumulativos y van mejorando notablemente entre las diferentes sesiones.

En la primera sesión suele llevarse a cabo un peeling facial para limpiar la piel de todo tipo de impurezas y eliminar el exceso de sebo que suele acumularse. Es durante esa sesión cuando se observan las necesidades específicas que tiene la piel.

Es habitual que tras las primeras sesiones se produzcan rojeces o pequeñas inflamaciones locales que no duran más de dos días. También pueden aparecer -aunque con muy poca frecuencia- reacciones alérgicas, pequeñas infecciones, alteraciones en el color de la piel… aunque como hemos comentado anteriormente son muy improbables.

Saber más sobre microneedling en www.drterren.com
Dr. Terrén en Masquemedicos

Dr. Julio Terrén
Últimas entradas de Dr. Julio Terrén (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.