Pacientes del Método POSE comparten sus opiniones

Algunos pacientes que han perdido peso gracias al Método POSE comparten su experiencia y opiniones. Además nos explican lo que sucede una vez terminada la intervención. El Método POSE es una técnica mínimamente invasiva de reducción de estómago. Se trata de un tratamiento recomendado en personas con un índice de masa corporal superior a 40.

Tal y como explica una paciente, “mediante endoscopia se pinza el estómago para hacerlo más pequeño” y disminuir así las cantidades de alimentos ingeridas. “Los resultados son excelentes, se consigue perder peso…”.

“No sólo es hacer la operación y bajar de peso, tienes que aprender a comer, centrarte en que debes comer menos”

Virna se sometió al Método POSE ya que no conseguía bajar de peso con dieta y ejercicio a causa de la medicación que debía tomar para el hipotiroidismo. “Tienes que acostumbrarte a reducir las cantidades de comida que ingieres. Poco a poco vas conociendo tu cuerpo”, explica.

El nutricionista y todo el equipo médico le hicieron un seguimiento, y le fueron aconsejando lo que podía comer. Poco a poco comenzó a incorporar también el ejercicio y los resultados han sido satisfactorios: “Semana a semana notas como vas perdiendo peso y no lo recuperas”.

“La reeducación alimentaria es clave para conseguir perder peso”

Úrsula también comparte su experiencia tras la reducción de estómago con el Método POSE: “Hacía más de una hora de ejercicio diaria, bebía muchos líquidos y seguía los consejos de mi nutricionista”. Explica también que tras la intervención no sintió molestias, solo una leve irritación en la garganta, y que al día siguiente ya pudo volver a casa sin ningún problema.

“Durante las primeras semanas, que son las más complicadas, te van indicando los alimentos que puedes y los que no puedes comer”

Francisco ha perdido 45 kilos en 6 meses gracias al Método POSE, y explica que las indicaciones del nutricionista sobre la dieta a seguir tras la reducción de estómago han sido de gran importancia para lograr su objetivo. “Ahora llevo un estilo de vida más saludable”, añade.

Las revisiones médicas, nutricionales y psicológicas, se mantienen hasta un año después de la reducción de estómago. El objetivo es que el paciente logre perder peso paulatinamente y evitando el efecto rebote.

Para lograr bajar de peso con el Método POSE y no volver a recuperarlo, opinan los pacientes que es imprescindible seguir las recomendaciones del equipo médico implicado en el seguimiento, incluyendo las pautas alimentarias y de actividad física indicadas.

Desde el momento de la realización de la operación, cuentas con el apoyo de tu médico, nutricionista y psicólogo con el fin de ayudarte a lograr tu objetivo.

Si tú también te has realizado esta intervención, no dejes de compartir tus opiniones sobre el Método Pose en los comentarios.

Clínicas Dorsia, expertos en Medicina y Cirugía Estética

Clínicas Dorsia en Masquemedicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *