¿Para qué sirve la bioimpedancia?

La bioimpedancia es un estudio de composición corporal mediante el cual es posible conocer el porcentaje de grasa, músculo, hueso y agua que tiene el organismo de una persona. De esta forma, conociendo mejor el cuerpo del individuo se creará una dieta personalizada para cada caso.

¿Cómo funciona esta técnica?

Esta técnica también conocida como impedancia eléctrica está basada en la oposición que ofrecen los tejidos, células y líquidos de nuestro cuerpo al paso de una corriente eléctrica.

Los músculos, huesos y vasos sanguíneos son tejidos con un porcentaje alto de agua, por lo tanto la conducción de la electricidad es más fácil, mientras que en el tejido graso ocurre lo contrario, la conductividad eléctrica es escasa.

Consiste en la aplicación de una corriente eléctrica de muy baja intensidad, que recorre los miembros inferiores del cuerpo del paciente, permitiendo valorar su resistencia. La bioimpedancia permite calcular así el porcentaje de agua, grasa, y masa libre de grasa.

Ventajas de la bioimpedancia

Además de ser una técnica muy efectiva para medir el porcentaje de grasa, músculo, hueso y agua en el cuerpo de un individuo, y así poder personalizar su dieta, la bioimpedancia ofrece otras ventajas:

  • Método de bajo coste
  • Fácil de transportar
  • Inocuo
  • Manejo sencillo

Valoración de la variación de composición corporal con el paso del tiempo

La revista Nutrition in clinical practice, ha reconocido la utilidad de la bioimpedancia para valorar la variación de la composición corporal en una misma persona a medida que el tiempo ha pasado.

Valorando la composición corporal de un paciente en las mismas condiciones (hora del día, estado de hidratación, ausencia de fiebre, etc.) y se observa que el porcentaje de grasa es mayor cada día, se puede determinar que este va en aumento.

¿Para quién está indicada?

La bioimpedancia se indica para personas desde los 16 a los 70 años. No es útil aplicarla en menores, a causa de las variaciones que presentan en la cantidad de agua que contiene su cuerpo, y las diferentes estaturas que alcanzan durante su crecimiento.

Es necesario que este estudio se realice por un profesional sanitario cualificado para ello. De otra forma los resultados obtenidos pueden no ser correctos. Es importante poder determinar de manera eficaz cuándo nos encontramos ante una cifra de grasa corporal que supone un riesgo para la salud del paciente.

Clínicas Dorsia, expertos en Medicina y Cirugía Estética

Clínicas Dorsia en Masquemedicos

Clínicas Dorsia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *