París by Dorsia: Combina toxina botulínica y ácido hialurónico

París by Dorsia, es un nuevo tratamiento estético de Clínicas Dorsia, que combina toxina botulínica y ácido hialurónico de diferentes densidades, para lograr un embellecimiento global del rostro.

Gracias al ácido hialurónico se consigue eliminar la flacidez de la piel del rostro y rejuvenecerlo. La toxina botulínica se utiliza para el tratamiento y prevención de las arrugas que se forman en el entrecejo, la frente y alrededor de los ojos.

Paso a paso del tratamiento París by Dorsia

El primer paso es hacer una valoración del rostro del paciente, para determinar si es el tratamiento adecuado para conseguir el resultado esperado.

Seguidamente se informa al paciente sobre el procedimiento y los beneficios que se conseguirán. Además, gracias a una aplicación, es posible realizar una simulación en tiempo real de los resultados, de manera que el paciente podrá observarlos antes de someterse al tratamiento.

Este tratamiento incluye 6 viales de ácido hialurónico para tratar la flacidez y pérdida de volumen, o para aumentar los labios, pómulos y/o mentón. Se infiltra en diferentes densidades, por lo que es posible lograr unos resultados inmediatos, recuperando volúmenes y mejorando la armonía del rostro.

Además del ácido hialurónico, se infiltra un vial de Botox, que dependiendo de cada caso actuará eliminando las arrugas o previniendo su aparición.⁣⁣

¿Para quién está indicado este tratamiento?

Este tratamiento de ácido hialurónico y botox, está indicado en aquellas personas que buscan rejuvenecer su rostro, eliminar las arrugas de expresión, y también aquellas con falta de estructura cutánea profunda facial.

¿Es posible potenciar los resultados?

Los resultados de este tratamiento estético pueden potenciarse preparando la piel previamente con un tratamiento de dermoabrasión con punta de diamante. Que elimina las capas más superficiales de la piel, y permite conseguir una piel limpia y preparada, que estará más receptiva a las infiltraciones de ácido hialurónico y Botox.

Además, el tratamiento puede acompañarse de una hidratación posterior con el regenerador intensivo Tuderma, que cierra los poros y consigue que el tono de la piel sea más uniforme; con el uso de Dermafort Tuderma para renovar la epidermis y alisar la piel, así como eliminar el acné leve y las cicatrices de acné; o con el serum iluminador Tuderma, que evita que la piel vuelva a estar apagada y previene el envejecimiento.

Los resultados que ofrece París by Dorsia son muy naturales. Si deseas más información sobre este procedimiento, acude a una consulta especializada en medicina estética, para resolver todas tus dudas.

Clínicas Dorsia
Últimas entradas de Clínicas Dorsia (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *