Pilates clínico para mejorar la postura corporal

Practicar pilates es aprender a realizar movimientos corporales de manera eficiente, tanto en el ámbito deportivo como en la vida diaria.

Con el método pilates, se realizan diversos ejercicios que parten siempre de una postura corporal correcta, y con los que se trabaja la fuerza muscular, el equilibrio, la coordinación y la flexibilidad. Estas son cualidades básicas en la vida diaria, en la práctica deportiva, y en el proceso de rehabilitación y readaptación de lesiones.

Todos los movimientos de pilates parten de la zona media (core), que engloba la musculatura más externa de la zona abdominal, la musculatura interna del abdomen, la musculatura respiratoria, musculatura estabilizadora, y glúteos. Manteniendo esta zona fuerte y eficiente, se favorece una postura y movimiento correctos.

Reeducación postural con el método pilates

La postura de nuestro cuerpo es la base de nuestra integridad personal. La perfecta alineación del esqueleto implica una cantidad reducida de estrés y tensión.

Cualquier desequilibrio muscular provocará dolor, desbalances, desajustes y un aparato locomotor ineficaz.

Durante nuestra rutina diaria caemos en malos hábitos posturales que nos pueden llevar a mantener posturas incorrectas, y generar dolor y lesiones. Al repetir estos hábitos durante mucho tiempo, es posible que suframos desequilibrios y acortamientos musculares, descompensaciones e incluso pérdida de la movilidad de las articulaciones.

Aportes del método pilates a la reeducación postural

El método pilates nos ofrece la ventaja de la reeducación postural, gracias al movimiento consciente se logra reequilibrar la musculatura. Nos convertimos así en personas más eficientes: nos moveremos mejor con un menor esfuerzo.

Es un sistema de entrenamiento físico y mental basado en la gimnasia, traumatología y yoga, en el que se unen en perfecta armonía dinamismo y fuerza muscular con el control mental, respiración y relajación.

Se trata de una actividad muy técnica en la que se realizan ejercicios a partir de movimientos conscientes, coordinados con la respiración. Estos ejercicios favorecen la reeducación postural.

Beneficios del Pilates

Gracias a la práctica del método pilates es posible:

  • Tonificar los músculos
  • Conseguir más flexibilidad, agilidad y coordinación de movimientos
  • Fortalecer los músculos del abdomen
  • Corregir y mejorar la postura corporal
  • Reducir los niveles de estrés
  • Aumentar la elasticidad

¿Cómo ayuda el Pilates a mejorar la postura corporal?

El método pilates se basa en:

  • Control corporal: los ejercicios se llevan a cabo de forma totalmente consciente, controlando en todo momento su ejecución.
  • Precisión de los movimientos: al ser movimientos controlados, se busca que sean precisos.
  • Mejorar la flexibilidad: los movimientos realizados durante el ejercicio son amplios, buscando mejorar la flexibilidad, para mejorar también la técnica de ejecución.
  • Movimientos fluidos: ni rápidos ni bruscos.
  • Coordinación de la respiración: ser consciente de la respiración y coordinarla con el movimiento del cuerpo.
  • Control de la mente: enfocarse únicamente en la realización del ejercicio y olvidarse de todo lo demás.

Teniendo en cuenta los principios del pilates, es notable el beneficio que aporta a la mejora de la postura corporal, ya que muchos de los ejercicios se realizan manteniendo una alineación correcta de la columna.

Además con el método pilates se trabaja y aumenta la fuerza de la zona media del cuerpo, fortaleciendo abdominales y torso, así se refuerza el sustento de la zona de la columna.

También hay que tener en cuenta que los ejercicios que se realizan ayudan a reforzar los músculos más débiles y alargar los acortados, buscando mantener una postura correcta en la ejecución se logra una mejora del equilibrio muscular.

Con el método pilates se busca realizar los ejercicios manteniendo la máxima elongación o tracción axial, así las articulaciones se liberan. También hay que recordar que mantener una respiración consciente ayuda a liberar tensiones musculares.

Si deseas comenzar con la práctica de este completo ejercicio, debes acudir a un centro especializado para recibir la orientación y supervisión adecuada durante las sesiones, y conseguir los mejores resultados para tu cuerpo.

Clínica Respira Fisioterapia en Masquemedicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *