¿Cómo reducir el estrés durante un tratamiento de fertilidad?

La infertilidad te empuja a una montaña rusa de emociones. Sentimientos de culpa, vergüenza, rabia, impotencia o incertidumbre son una fuente constante de estrés para los pacientes. Quienes intentan comprender por qué algo tan sencillo para los demás, a ellos les está suponiendo tanto desgaste emocional. Sin olvidar que, además, deben resignarse a medicalizar un proceso tan íntimo como es el embarazo. Sabemos la maleta de emociones con la que viajan. Por ello, plantear una medicina reproductiva en la que se sitúe al paciente en el centro de todo el proceso, es clave.

Acompañar al paciente como prioridad

La figura del asistente personal es vital. Su papel es asesorar, informar y acompañar al paciente desde la primera toma de contacto con la clínica, pasando por las diferentes etapas, hasta que dan a luz a su bebé.

“Nuestro equipo está formado por grandes profesionales que más que atender, acompañan al paciente. Estamos familiarizados con este proceso de angustia y ansiedad y nuestra misión es la de normalizarlo y ofrecerles toda la confianza que una decisión tan importante conlleva”, afirma Natasa Tuñon, Coordinadora de Atención al Paciente.

El factor estrés en la fertilidad

Según apuntan los estudios, una concentración elevada de cortisol (la llamada hormona del estrés) podría afectar a probabilidad de conseguir el embarazo.

Es importante estudiar cada caso de manera única y personalizada. Es la forma correcta para afinar con el tratamiento adecuado y para ofrecer tasas de embarazo realistas. Así es cómo, de manera cercana, pero sin jugar con las expectativas de los pacientes, el médico especialista en fertilidad habla sobre las probabilidades de conseguir el embarazo teniendo ya en cuenta en sus estadísticas el factor estrés.

“En nuestro centro creemos importante abordar el estrés desde tres fases. Primero, reducimos la incertidumbre, proporcionando información transparente sobre los tratamientos y las pruebas, así como sobre todos y cada uno de los pasos. Segundo, logramos la máxima personalización del tratamiento, explicando tasas y expectativas realistas. Y tercero, brindamos el mayor apoyo y acompañamiento a nuestros pacientes”, señala la ginecóloga Natalia Szlarb, Directora Médica del centro ubicado en Alicante.

Información transparente, empática y comprensible

Otro departamento estrechamente relacionado con los pacientes es el de Embriología. Estos profesionales se encargan de fecundar, observar y de seleccionar el mejor embrión para la implantación. Gran parte del éxito del tratamiento se encuentra en sus manos y, por lo tanto, la información que ofrecen al paciente debe ser transparente, empática y comprensible.

Para acercar al paciente el proceso complejo del desarrollo embrionario, hasta el estadio de bastocisto (día 5º o 6º de desarrollo), se muestran diferentes vídeos explicativos. En muchas ocasiones, los pacientes afirman que nunca antes habían visto la evolución del embrión de manera tan cercana.

Según afirma Leonor Ortega, Directora del Laboratorio de IVF-Spain, ofrecer información clara y empática es la mejor estrategia para reducir la incertidumbre: “Desde la punción, cada día informamos a los pacientes sobre los ovocitos obtenidos, ya sean propios o de donante. Les explicamos, sin límite de tiempo, cómo es la tasa de madurez de los mismos, la calidad seminal y la fecundación obtenida. También a diario, se les informa de la división embrionaria y de la calidad de los mismos.”

La transferencia embrionaria es un día clave para los pacientes. Los embriólogos entran al box para explicar cuál ha sido el resultado del ciclo, el desarrollado de los embriones y los motivos para la selección del embrión que se va transferir. Después del proceso se les envía un informe detallado con el resultado global del ciclo para que tengan constancia de todo el proceso.

Intimidad y comunicación

Otro factor importante es el cuidar las comunicaciones que realiza el centro de reproducción. Con ellas se busca realizar comunicaciones respetuosas y sinceras, puesto que la medicina dista, en muchas ocasiones, de las garantías absolutas. Según la visión de María José Peral, Directora del Departamento de Marketing: “Entendemos lo que conlleva un tratamiento de reproducción asistida y sabemos perfectamente el estrés que puede generar. Por ello, hemos desarrollado una campaña de comunicación centrada en la experiencia del paciente. Creemos en el marketing respetuoso y en nuestro deber de poner a disposición de los pacientes la información más completa para que les ayude a la hora tomar una decisión tan importante: formar la familia que siempre han deseado”.

Terapias alternativas para reducir el estrés

No le dan la espalda a las terapias alternativas, ya que el bienestar emocional se consigue gracias a la suma de diferentes factores. Técnicas como la acupuntura o los masajes relajantes son servicios que a menudo los pacientes solicitan antes de la transferencia embrionaria. La clínica facilita el contacto con profesionales afines, como David Company, fisioterapeuta especializado en medicina tradicional china, quien afirma que, “tanto el masaje relajante y la acupuntura, son técnicas que ayudan a obtener una relajación. Son un momento anti estrés totalmente recomendable a la hora de realizar un tratamiento de reproducción asistida”.

IVF Spain, clínica de reproducción asistida

IVF Spain, clínica de reproducción asistida en Masquemedicos

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *