Psoriasis, mucho más que una enfermedad cutánea

El impacto psicológico y social de la psoriasis influye notablemente en todos los ámbitos de la vida de los pacientes, su repercusión va mucho más allá de la afectación en la salud física. Es una enfermedad crónica y no contagiosa del sistema inmunológico que tiene algo más del 2% de la población. Sin embargo, médicos y representantes de la asociación de pacientes, Acción Psoriasis, quieren lanzar un mensaje de esperanza, porque aunque es una enfermedad incurable, actualmente, se puede controlar con los medicamentos.

Y así lo explican en las sesiones informativas que han organizado en diferentes ciudades, porque como dice el director de la asociación, Santiago Alfonso, “la información es clave a la hora de afrontar la enfermedad y aún hay muchos pacientes que tienen la necesidad de que se les explique qué es lo que pueden hacer para convivir mejor con la psoriasis y la artritis psoriásica”.

¿Qué es la psoriasis?

Se trata de una enfermedad crónica, incurable, incapacitante, sobre todo, si se trata de una artritis psoriásica. Durante muchos años, se ha considerado una enfermedad de la piel, pero ahora se aborda de manera global, ya que afecta a distintos órganos del cuerpo, según contó el doctor Mariano Ara, jefe del servicio de Dermatología del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza, en la charla celebrada en el Colegio Oficial de Farmacéuticos de la capital aragonesa.

En España hay alrededor de 1.100.000 personas que conviven con la psoriasis. Aragón, Navarra y La Rioja son las Comunidades Autónomas con mayor número de casos. “Hoy, hay tratamientos adecuados que evitan muchos problemas a los pacientes”, señaló el Dr. Mariano Ara. Los fármacos biológicos son una solución, eliminan la afectación psíquica, las dificultades para relacionarse, la baja autoestima y tienen una mejor calidad de vida.

Pero, además, recalcó la importancia de tratar bien la psoriasis para evitar otras complicaciones de salud como el riesgo cardiovascular. También, las situaciones de ansiedad y depresión que ahora se sabe que es debido a las afecciones que produce la enfermedad en el organismo, no solo está relacionada con la autoestima y el aspecto físico.

Rutinas diarias para cuidar la piel en la psoriasis

“La piel no es un envoltorio, ni una cuestión de estética. Es el órgano más grande de nuestro cuerpo”, subrayó Virginia Barrau, vocal de dermofarmacia del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza. Si cualquier persona debe prestarle atención, las personas con psoriasis deben adquirir una serie de hábitos dermosaludables, individuales y personalizados, que ejercen una función de barrera. “Trabajamos para combatir brotes y factores externos como el tabaco, el estrés, la alimentación, el alcohol y las infecciones”, dijo Virginia Barrau.

En todo momento, habló de dermocosmética, ya que a la función estética es imprescindible sumar un componente terapéutico y adquirir rutinas diarias:

  • Utilizar productos que no rompan la barrera protectora de la piel
  • Hidratación, porque la piel con psoriasis tiende a romperse, a deshidratarse, por lo que es fundamental la función reparadora.

El objetivo es alcanzar el confort y fijar como norma el uso de “pocas cosas, bien dadas y todos los días”, recalcó esta especialista en dermofarmacia.

Pero a las dificultades que conlleva una enfermedad crónica, el hecho de que las afecciones de la psoriasis se reflejen en el aspecto físico supone, además, la necesidad de afrontar la angustia que genera en muchas personas. “Hay que manejar la tensión, porque tienes la sensación de que el cuerpo te traiciona”, comentaba Konstatinos Gardounis, psicólogo de Acción Psoriasis.

Vivimos en una sociedad en la que predomina el culto al cuerpo, a lo externo. “Afrontar la psoriasis es afrontar el miedo a lo que otros piensan”, apuntó Gardounis, quien insistió en la necesidad de dejar de creer que otras personas “te pueden rechazar, no se puede saber todo lo que piensan los demás y no hay por qué creer que sus miradas son para criticar”.

Hay que tratar y cuidar la enfermedad, “pero no convertirla en el centro de nuestra vida”, señaló el psicólogo de la asociación. Sentirse bien no es el objetivo sino el resultado de las actividades que cada uno realiza y que son significativas para cada persona.

Melania Bentué (Estrategias de Comunicación)

Blog de Zoe (Blog de la autora)

Melania Bentué

Melania Bentué

Más de 15 años trabajando para informar, primero desde los medios de comunicación y después desde diferentes gabinetes de comunicación. Ahora, estoy al frente de mi propio proyecto profesional a través de Estrategias de Comunicación en el ámbito de la empresa, de la salud, social media y gestión de contenidos online y offline.
Melania Bentué

Melania Bentué

Más de 15 años trabajando para informar, primero desde los medios de comunicación y después desde diferentes gabinetes de comunicación. Ahora, estoy al frente de mi propio proyecto profesional a través de Estrategias de Comunicación en el ámbito de la empresa, de la salud, social media y gestión de contenidos online y offline.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *