¿Qué se consigue con una operación de pechos tuberosos?

4/5 - (1 voto)

Mediante la operación de pechos tuberosos o tubulares se consigue corregir la malformación de los senos conocida como mama tuberosa o tubular, un problema muy común donde la mama presenta una forma de tubo en lugar de redondeada. Esta anomalía comienza durante la adolescencia, que es la etapa en la que el pecho empieza a crecer.

Causas de la tuberosidad mamaria

El desarrollo de los pechos en las mujeres es impulsado por las hormonas, en algunos casos la producción de estas hormonas se ve alterado, creando ciertas deformaciones conocidas como mamas tuberosas o tubulares. Se desconoce la causa exacta de las mamas tubulares, pero diversos estudios han demostrado que están relacionadas directamente con una mala producción de hormonas.

Las mamas tuberosas se originan en su raíz de crecimiento, donde se unen al músculo pectoral, allí se encuentra un anillo fibroso que impide que se extienda por todo el tórax.

Este anillo delimita el crecimiento de la mama circularmente a una pequeña área torácica en cada hemitórax. Cuando las mamas comienzan a desarrollarse, se ven estranguladas por este anillo, de esta manera su crecimiento se limita dentro del mismo, lo que le da su peculiar forma. Fuera del anillo no hay prácticamente mama, como ocurre en el pecho masculino.

Corrección del pecho tuberoso con cirugía

El primer paso antes de realizar una intervención quirúrgica para corregir la mama tuberosa, es identificar que existe una malformación genética. Para ello se llevará a cabo un estudio de los senos para identificar si efectivamente el problema son unas mamas tubulares. En este estudio se observa la forma, tamaño del pezón y la proyección del pecho.

Los pechos tuberosos o tubulares presentan una forma picuda y areolas más grandes. También se observa una separación excesiva entre los senos y asimetría en el pecho.

Si se confirma que la paciente tiene mamas tuberosas, se le indicará el tipo de cirugía que se debe realizar y cuáles son los resultados que se obtendrán. Teniendo en cuenta el grado de deformidad de los senos, se utilizará una técnica u otro para la intervención.

También se determinará cuál es el tipo de prótesis mamaria adecuada para su caso, teniendo en cuenta los deseos de la paciente y su fisonomía, así como la forma de su pecho.

Se realiza una incisión en la areola para modificar el tamaño, distribuir el volumen y reconstruir el pecho.

Después de la intervención, se realizarán revisiones durante una año para seguir de forma continua la evolución de la paciente.

Resultados de la cirugía de mama tuberosa

Gracias a esta intervención se consigue corregir la malformación en su totalidad. Este tratamiento quirúrgico consiste en moldear el tejido mamario para distribuirlo de manera uniforme y conseguir un resultado natural. También se logra reducir, si fuera necesario, el tamaño de la areola, y minimizar el espacio entre las mamas.

En algunos casos se requieren implantes mamarios para aumentar el volumen de los senos.

Con los implantes se consigue solucionar algunos de los signos de tuberosidad, como es la ausencia de polo inferior.

Si tienes mamas tuberosas y deseas corregirlas, acude a una consulta con un especialista en cirugía mamaria para recibir toda la información y apoyo necesario antes de someterte a esta intervención, además de garantizar los mejores resultados tras ella.

Clínicas Dorsia, expertos en Medicina y Cirugía Estética

Clínicas Dorsia en Masquemedicos

Clínicas Dorsia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.