Reducción embrionaria: qué es y qué beneficios tiene

5/5 - (1 voto)

Cuando hablamos de reducción embrionaria nos referimos a la interrupción de uno o varios fetos, durante un embarazo múltiple. Generalmente este procedimiento se lleva a cabo cuando una mujer está embarazada de 3 o más embriones, aunque en algunos casos también puede hacerse en embarazos de gemelos.

¿Por qué puede ser necesario realizar una reducción embrionaria?

Un embarazo múltiple puede tener ciertos riesgos que impliquen la necesidad de llevar a cabo una reducción embrionaria:

  • Retraso en el crecimiento intrauterino
  • Muerte del feto en el interior del útero
  • Parto prematuro
  • Bajo peso al nacer
  • Posibilidad de que los bebés tengan defectos físicos o mentales en su nacimiento
  • Problemas cardiovasculares graves
  • Ruptura uterina y hemorragias
  • Preeclampsia

¿Cuándo se hace la reducción embrionaria?

Este procedimiento se realiza en las primeras semanas de gestación, pero no demasiado pronto. Se puede hacer entre la semana 7 y 9. En este momento hay poco desarrollo, pero suficiente para poder identificar el saco embrionario o el embrión que tenga una peor evolución.

¿Cómo es el procedimiento?

Esto dependerá de cada embarazo en particular. La reducción embrionaria puede realizarse de forma abdominal o vaginal y bajo sedación. Se trata de una intervención ambulatoria.

Ventajas y riesgos de la reducción embrionaria

Realizar una reducción embrionaria aumenta la probabilidad de supervivencia del resto de fetos, permitiéndoles desarrollarse mejor y llegar a término sin problemas.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que la reducción embrionaria también conlleva ciertos riesgos:

  • Aborto espontáneo, en el 6-7% de los casos.
  • Parto prematuro en el 75% de los casos.
  • Infección ovular o intraamniótica.
  • Hemorragia.
  • Consecuencias psicológicas en la mujer y/o la pareja.

Con el aumento de pacientes sometidas a tratamientos de reproducción asistida, los embarazos múltiples han incrementado. La reducción embrionaria siempre debe ser una técnica de prevención secundaria del embarazo múltiple. La primera opción debe ser realizar una evaluación detallada del número de embriones a transferir, considerando los riesgos para cada mujer.

Clínica Hipatia

Clínica Hipatia en Masquemedicos

Clínica Hipatia
Últimas entradas de Clínica Hipatia (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.