Retirada de implantes mamarios: tipos, causas, soluciones…

Al igual que muchas mujeres acuden a las consultas de los cirujanos plásticos con el objetivo de aumentar, mejorar o modificar su pecho, otras muchas nos visitan interesadas en todo lo contrario, es decir, en retirar sus prótesis mamarias para recuperar su volumen anterior.

Pero, a qué se debe esta solicitud:

  • Malos resultados de su intervención de pecho con implantes mamarios.
  • Complicaciones en el periodo postoperatorio como pueden ser infecciones mal curadas, contracturas capsulares severas
  • Cambios en la posición del implante mamario que deforman la apariencia de la mama.
  • Descontento con el volumen, el tamaño o la forma de sus nuevos pechos (asimetrías entre ambos pechos, mamas desproporcionadas con respecto al resto del cuerpo…).
  • Implantes defectuosos o de mala calidad; por ejemplo, los famosos implantes PIP, que estaban rellenos de un tipo de gel que podía producir una rotura prematura del mismo.

Ahora bien, se recomienda a la paciente esperar unos meses tras la operación antes de tomar la decisión de retirar los implantes. Hay que tener en cuenta que el resultado no es definitivo hasta que transcurren entre seis y doce meses, periodo necesario para que la inflamación remita.

La siguiente duda que surge es:

¿Cómo quedará mi pecho tras retirar la prótesis?

Se trata de una pregunta con múltiples respuestas.

El aspecto del pecho dependerá, en gran medida, del tiempo que ha pasado desde que se realizó la intervención:

  • Si la intervención es reciente la prótesis puede retirarse reabriendo la misma incisión que se empleó para introducir el implante. La mama suele recuperar su aspecto previo a la intervención en la mayoría de los casos.
  • Cuando la cirugía de pecho se realizó hace años es normal que al retirar el implante la mama se vea caída, fruto de la distensión de la piel y del envejecimiento de los tejidos, especialmente si la prótesis era de un tamaño considerable.

Por esta razón hay dos formas bien distintas de afrontar la retirada de un implante mamario:

  1. Quitar las prótesis sin realizar ningún procedimiento adicional ya que la mama recupera su aspecto anterior a la intervención.
  2. Retirar los implantes de mama y complementar el procedimiento con una nueva cirugía mamaria que permita mejorar el aspecto del pecho.
  3. Retirar los implantes y reemplazarlos por otros nuevos.

Cuando nos encontramos ante el segundo de los casos podemos optar por aproximaciones diversas para solucionar el problema:

  1. Retirar la prótesis y realizar una cirugía de elevación de pecho, remodelando los tejidos de la mama para colocar el pecho en su posición. Para ello, se elimina el exceso de piel de los senos y se tensa y remodela el tejido mamario para brindar un mejor apoyo.
  2. En otros casos la mujer quiere retirar el implante, pero sin perder todo el volumen conseguido. En estos casos se puede realizar lo que se conoce como lipofilling o lipotransferencia que consiste en extraer grasa del cuerpo de la paciente de zonas donde existe un excedente mediante técnicas de liposucción, para procesarla adecuadamente y trasplantar a las mamas una vez que se han retirado los implantes. El procedimiento puede realizarse en el momento de la extracción de las prótesis, para evitar las retracciones debidas a la cicatrización interna de las mamas. Para que el tejido graso transferido funcione correctamente hay que depositarlo en profundidad en un espacio muy bien vascularizado (debajo del músculo) o en el espacio entre la glándula mamaria y la piel (tejido celular subcutáneo).

Saber más sobre retirada de implantes en www.drterren.com
Dr. Terrén en Masquemedicos

Dr. Julio Terrén

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *