Rosa en Positivo: la ayuda necesaria antes, durante y después del cáncer

Rosa en Positivo es una iniciativa creada tras pasar por un proceso oncológico para dar respuesta a las necesidades que surgen antes, durante y después del tratamiento.

Un cáncer de mama cambió la vida de Ana Cris hace ahora ya doce años. Por mucho que te hayan hablado y contado, que hayas vivido junto a otras personas, no imaginas todo lo que conlleva y supone en todos los ámbitos de tu vida.

“Un proyecto que trata de devolver la identidad a las personas con cáncer… mejorar y recuperar la imagen que se ha perdido”

Ana Cristina López trabajaba en al departamento de producción en Aragón Televisión. El diagnóstico del cáncer le cambió su vida y después de este proceso oncológico, es ella la que pone un cambio en su vida, un nuevo reto, con Rosa en Positivo. Un proyecto con el que trata de devolver la identidad a las personas con cáncer, intentar volver a ser una misma, porque esta enfermedad “no solo implica curarte, también poder mejorar y recuperar la imagen que se ha perdido”, explica Ana Cris, que ahora quiere ayudar a otras mujeres que están pasando por este proceso. “Ayudar a ganar la confianza que se pierde cuando hay que enfrentarse a lo desconocido, al miedo y a los vacíos que ni tú ni tu entorno más próximo sabe cómo llenar”.

“A veces pensamos que lo menos importante es la imagen, pero está demostrado que las personas que se cuidan mientras reciben tratamiento médico, mejoran su estado de ánimo y eso les ayuda en su recuperación”. Y ese es el objetivo de Rosa en Positivo, “evitar que pasen por lo que yo he pasado, en busca de algo que no conoces o tener que ir de tiendas que es lo que menos te apetece”, comenta Ana Cris.

En definitiva, un proyecto para ayudar a pacientes oncológicos antes, durante y después del cáncer para que su vida sea más fácil. Porque, de repente, en esta enfermedad no solo se habla de tratamientos, sino de nuevas situaciones y estados de ánimo y se agradece un apoyo si hay que elegir pelucas, turbantes, manguitos para linfedema, ropa de baño, interior, de calle para mujeres mastectomizadas, cosmética especializada…

Pero la iniciativa de esta emprendedora zaragozana va más allá, con Rosa e Positivo quiere “ayudar en el antes, durante y después del tratamiento y este va a ser un lugar para reír y también para llorar, porque a veces se necesita”. Será un punto de encuentro en el que está previsto organizar talleres de formación e información, deporte, charlas-café, de la mano de las asociaciones de pacientes, “daremos apoyo a pacientes y familiares que necesiten que les escuchemos, porque hemos pasado por ello y sabemos de lo que hablamos y cómo nos sentimos”.

Este es un proyecto creado desde el optimismo, un proyecto de vida, una nueva vida, una nueva oportunidad, que llegó en momentos de dificultad de los que resurgió en positivo. Ahí está Ana Cris con un nuevo reto y con metas que quiere seguir alcanzando como los cuatro maratones que ha corrido después del cáncer y que espera seguir haciéndolos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *