Factores que influyen en el riesgo cardiovascular y cómo controlarlos

El riesgo cardiovascular se refiere a la probabilidad de padecer una enfermedad cardiovascular en un tiempo determinado.

Existen diferentes baremos para determinar el riesgo de sus enfermedades cardiovasculares, donde se tiene en cuenta los llamados factores de riesgo.

Factores de riesgo cardiovascular

Los factores de riesgo los parámetros que influyen en la cuantificación de este plazo en el que el paciente puede verse afectado por una enfermedad cardiovascular.

Según la fundación española del corazón, estos factores son principalmente:

Importancia de conocer el riesgo cardiovascular

Conocer el riesgo cardiovascular es de suma importancia para los pacientes y para los profesionales médicos, contar con esta información es de gran ayuda para adoptar unos hábitos de vida más saludables.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que en las personas jóvenes las tablas de riesgo cardiovascular a diez años indican generalmente unas probabilidades bajas de padecer enfermedades cardiovasculares, ya que la edad es un factor muy relevante en dichas tablas de cálculo, estos resultados pueden dar al paciente una falsa sensación de seguridad, sintiendo que no son vulnerables a estas afecciones.

En los pacientes de la tercera edad, estos mismos cálculos que resultan elevados a causa de su edad, pueden llevarles al desánimo y a dejar de prestar atención a sus hábitos diarios y a la importancia de llevar una vida saludable.

Por estas razones es importante saber cuáles son los factores que no es posible modificar (edad e historia familiar) y cuáles son los que podemos cambiar para reducir nuestro riesgo cardiovascular (colesterol elevado, tabaco, hipertensión, diabetes descontrolada, sobrepeso, estrés y actividad física).

Controlar los factores de riesgo cardiovascular modificables

Muchos de estos factores pueden cuantificarse a través de análisis médicos, es posible medir los niveles de colesterol, triglicéridos, lípidos, etc.

Las personas que cuenten con antecedentes familiares, pueden someterse a un estudio genético que permita determinar un mayor riesgo cardiovascular a causa de la presencia de alguna mutación patogénica en genes relacionados con el riesgo cardiovascular.

Es importante mantenerse alerta ante cualquier síntoma, pero la prevención es siempre la mejor arma para luchar contra las enfermedades.

Las revisiones médicas periódicas para controlar nuestro estado de salud, y mantener una buena alimentación así como una vida activa dejando atrás el sedentarismo, es clave para tener una buena salud cardiovascular.

Clínica Medicsan en Masquemedicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *